lunes, 24 de octubre de 2016

“Encuentros atentos”


“Como la mayoría de la gente, tenéis tendencia a considerar que los demás no están suficientemente atentos con vosotros. 

Pero vosotros mismos, ¿acaso no sois negligentes?

 ¿Acaso prestáis atención a cada ser, a cada cosa? 

Incluso con una flor, cuando tenéis que plantarla o regarla, prestadle atención. 

Pensáis que, tanto si estáis atentos como si no, nada cambia para ella.

Pues, justamente, os equivocáis… 

Y además, no es tanto por ella que debéis actuar así, sino por vosotros, porque sois vosotros los que ganáis algo: 

hacéis un gesto de atención, de respeto, de amor, y ese gesto se refleja benéficamente en vosotros.

No vayáis a buscar a otra parte y lejos lo que está muy cerca. 

La existencia cotidiana está llena de posibilidades, de encuentros, de contactos con los humanos, con los animales, con las plantas, con las piedras y también con los objetos. 

No seáis descuidados con ellos, prestadles atención. 

Diréis:
«¿Prestar atención a los objetos?» 


Sí, aprended a manejarlos conscientemente y con dulzura. 

De esta manera armonizaréis las corrientes en vosotros y a vuestro alrededor. 

Si no sabéis cómo actuar con objetos inocentes, ¿qué haréis con los humanos cuando vengan a importunaros o que os hayan hecho daño?”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario.