martes, 15 de noviembre de 2016

6 CONSEJOS TIBETANOS PARA LIBERARTE DEL AGOBIO


El terapeuta y escritor Christopher Hansard señala 6 consejos tibetanos imprescindibles para liberarnos y encontrar la paz en la vida cotidiana. Son estos:

Conoce tu propia verdad: 
con ello me refiero a que te dejes guiar por el corazón y no por lo que los demás te digan. Los demás quieren que creas en ellos y que sigas sus opiniones y sus verdades. En la vida cotidiana somos bombardeados por las opiniones de los demás. Pero aunque escuches educadamente a los demás y tengas una mentalidad abierta, debes conocer tu propia verdad. 

Para superar realmente tu sensación de agobio, activa tu deseo de conocerte a fondo. Al hacerlo con sinceridad, todo cobra sentido para ti. Y nunca renuncies a tu verdad para que otros se sientan más cómodos.

Conoce lo que vales:
no dejes que el miedo se apodere de ti al creer que no vales nada, porque cuando esto ocurre intentamos compararnos con los demás o con sus logros. Muchas personas, sobre todo en Occidente, valoran su importancia por lo que tienen o por lo que ganan, lo cual es un gran error que lleva directamente a la sensación de agobio, ya que entonces creen que sólo serán más importantes cuando posean más cosas o cuando ganen más dinero. 

Sin embargo, esta sensación de valía es inútil e ineficaz. La verdadera sensación de la propia valía sólo puede surgir de tu interior y no tiene nada que ver con el trabajo que realizas,  los bienes materiales o alguna otra persona. Surge de saber que como ser humano eres importante.

Crea un espacio para permanecer en calma: 
en la sociedad del siglo XXI el nivel de ruido es tan alto que nos desentona constantemente el cuerpo y sus ritmos naturales. Este creciente ataque acústico contra nuestros oídos, mente y cuerpo hace que nos sintamos más agobiados aún, al igual que ocurre con la falta de tiempo. 

Para reducir esta sensación de agobio necesitas regresar a la quietud y al silencio. Dedica unos minutos al día a estar en silencio, intentando no pensar.

Rechaza los pensamientos nocivos: 
la parte más contagiosa de una situación de agobio es la conmoción tóxica que producen los pensamientos nocivos y el oscuro mundo que crean. Si piensas en los problemas, éstos crecerán. Para dejar de sentirte agobiado debes cambiar tanto tu forma de pensar como el contenido y la calidad de tus pensamientos. 

Esfuérzate a diario por reemplazar los pensamientos infelices, crueles y dubitativos por pensamientos llenos de vitalidad y positivismo.

No te desanimes:

incluso un esfuerzo inútil lanzado al aire es un mejor paso hacia adelante que desanimarte. Cuanto mayor sea tu energía interior, mejor afrontarás los retos que la vida te presente. 

Y mientras los venzas, te irás alejando de las influencias agobiantes del mundo.

Convierte cada obstáculo en una oportunidad para conocerte: 
las energías de la tierra y del universo no te ofrecerán nada que no puedas afrontar. El conocimiento de ti mismo no es aquello que te ocurre, sino lo que tú haces con lo que te sucede en la vida.

Cuanto más te conozcas a ti mismo, más podrás vencer los obstáculos de la vida.




http://reconciliacioncuantica.com/2016/05/11/consejos-tibetanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario.