miércoles, 23 de noviembre de 2016

¿DEJAR DE PENSAR?…


¿Cómo podrías lograrlo? ¿Por dónde empezarías? ¿Cómo pondrías fin a las señales electromagnéticas generadas por la danza de las neuronas? 

Tratar de parar el pensamiento sólo conduce a más pensamiento, es como una trampa de dedos china.

Nuestros maestros espirituales nos dicen que debemos dejar de pensar para ponernos en contacto con nuestra verdadera naturaleza. 

Pero, ¿no implica esto que el pensamiento es una forma de obstáculo para ser lo que ya eres? ¡Vaya visión tan estrecha! Es una tontería. Nada puede prevenirte de ser la ilimitada vida que eres. 

El pensamiento no es ningún enemigo, es tan sólo una expresión de vida, así como el vapor es sólo una de las expresiones del agua. 

Tu verdadera naturaleza ya es, y no hay ningún pensamiento que pueda bloquearla.

Sólo reconoce que no estás limitado por el pensamiento, éste no tiene la capacidad de definirte. De la misma manera en que una sola hoja no puede definir en última instancia, la totalidad del árbol. 

Cuando esto se ve con claridad, desaparece la necesidad de controlar o detener cualquier expresión de vida. La corriente electromagnética de los pensamientos continúa, sin embargo, no genera ningún apego. El pensamiento es muy parecido a la digestión, o a cualquier otra función del cuerpo-mente.

¿Cómo puedes reconocerlo?
Simplemente dándote cuenta de la naturaleza automática del pensamiento, dándote cuenta de que no hay nadie aquí pensando. El pensador es sólo un pensamiento. 

Sé consciente del ilimitado espacio en donde aparece toda actividad. Tan sólo un minuto de meditación te lo revelará.

    Nic Higham


http://la-danza-de-la-nada.tumblr.com/post/153403769009/dejar-de-pensar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario.