sábado, 26 de noviembre de 2016

Manual para la Ascensión 2/12


CAPÍTULO 2 

LA NATURALEZA DE LA MATERIA


Hasta ahora he señalado la diferencia entre el plano físico y las dimensiones más elevadas. En realidad, no hay diferencia porque todas las dimensiones están hechas de la misma "cosa", al igual que las siete octavas de un piano son sonido. La única diferencia es de tono o de frecuencia. En un piano, cada octava se reproduce siete veces, de manera tal que las notas individuales son simplemente armónicas más altas de las que están en las octavas más bajas.

Por otro lado, existe una gran distinción --una de estado de alerta. Supongan que tienen un defecto de audición que les permite oír sólo la octava más baja. Las notas bajas les van a sonar muy reales pero cuando las manos del pianista van hacia la derecha, verán el movimiento pero no van a escuchar nada. Ustedes se sentirán confundidos cuando la gente esté hablando de sonidos que ustedes no escucharon. Puede que hasta se pongan furiosos y acusen a los demás de estárselo inventando todo, crean que están locos, se encojan de hombros y digan "No lo entiendo"; o puede que se sientan carentes de algo cuando los demás hablen de la belleza de la Sonata Claro de Luna, por ejemplo. ¿Cómo reaccionarían si alguien les dijera que, con algo de práctica, podrían inclusive oír las notas más elevadas?

La analogía del piano es muy útil. La intención de los cinco sentidos físicos es la de detectar sólo ciertas de las octavas del universo que los rodea. Ellos pueden detectar las octavas más bajas pero no pueden detectar las más elevadas. Ustedes poseen otros sentidos, cuya intención es detectar las octavas más elevadas del universo; pero estos permanecen latentes en la mayor parte de la especie humana. Estos sentidos están trabajando permanentemente e interactúan con la energía de la frecuencia más elevada, pero su cerebro filtra y elimina esas señales. Es algo deliberado pues ustedes no podrían mantener su lúcido enfoque en el plano físico, si estuvieran bombardeados con toda la información adicional disponible en un momento dado. Imagínense estar leyendo esto y simultáneamente estar conociendo todos los posibles resultados de leerlo, tanto para ustedes, como para sus familiares y amigos; y además estar conscientes de los pensamientos y de las emociones de los que los rodean y de cómo ellos resuenan con el resto de sus encarnaciones. Incluso cuando la información no física se entromete en su conciencia y se ven forzados a reconocerlo, se obligan culturalmente a buscarle una explicación distinta.

Lo que ustedes ven como materia física no es más que simple energía perteneciente a una de las octavas más bajas, vibrando dentro de un campo especialmente creado para ese propósito. Hay muchas octavas de energía por encima de ésta, en las cuales existen otros niveles de su ser --funcionando plenamente, vivos y alerta, y realizando todo tipo de piruetas. El hacer contacto, conscientemente, con estos otros niveles del ser de ustedes, es algo muy fácil de lograr (ustedes se la pasan haciéndolo); por ejemplo, cuando creen tener una idea o cuando se ponen felices, sin una aparente razón para ello. Y, por supuesto, los sueños son sencillamente estos otros niveles de su ser en acción, trabajando o jugando. Pero no estoy hablando de los pocos y dispersos símbolos caóticos que se les quedan rondando cuando se despiertan. Estoy, sí, hablando de la creación y manipulación de la realidad, a gran escala, que ustedes realizan, cada noche, en otros niveles de sus seres. Lo que ustedes piensan que es soñar, es como quedarse mirando una casa en desorden y preguntarse qué tan buena estuvo la fiesta. Ustedes se perdieron toda la diversión y se han quedado sólo con el desorden.

Entonces, ¿cómo surge la materia física a partir esta octava de energía más baja? Los seres que crean encarnaciones físicas (y otros para quienes esa es su función) organizan unidades de energía consciente en patrones específicos, dentro de una banda de frecuencia en particular, dispuesta especialmente para tal propósito. Estos patrones constituyen cada cosa, aparentemente sólida, que ustedes conocen.

Ahora, lleguemos hasta el verdadero milagro del plano físico: la manera en que estas unidades de energía consciente surgen en el plano físico, provenientes del siguiente plano más elevado, conformando las unidades electromagnéticas básicas, que ustedes conocen como partículas sub-atómicas, los ladrillos, o bloques básicos de construcción, que ustedes han denominado electrones, protones y neutrones. Sus científicos están a punto de detectar este proceso y algunos, poseedores de imaginaciones muy fértiles, ya lo comprenden intuitivamente.

A su vez, estos bloques de construcción de energía consciente, enseguida colaboran para formar los átomos de un elemento en particular tal como el carbono, el hidrógeno, el oxígeno, el nitrógeno, etc. Un átomo puede aparecer como una construcción muy sencilla --electrones que rotan alrededor de un núcleo central --y en cierto sentido, vaya que lo es. Pero por otro lado, es la cosa más compleja que hay en el plano físico. La geometría y el álgebra involucradas en el diseño de los átomos que conforman el plano físico, mantendría trabajando a la mayoría de sus computadores más gigantescos, durante siglos. La materia no se dio espontáneamente. Fue planeada cuidadosamente y debimos saber cómo se comportaría la materia en todas las circunstancias antes de que decidiéramos seguir adelante con su creación.

No piensen, ni por un instante, que el estado de conciencia que proyecta al electrón es diminuto. El electrón no es una partícula diminuta, sino un "campo de probabilidades", una parte del espacio en el cual existe el estado de conciencia, pero de una manera tan sutil que los científicos no pueden estar seguros y por ello afirman que el electrón "probablemente" existe. Ese estado de conciencia puede colaborar en innumerables campos y en innumerables universos simultáneamente.

Los átomos pueden permanecer libres o encadenarse para conformar moléculas. Las moléculas, a su vez, se unen para constituir aquella forma, determinada conjuntamente, por las unidades de energía en sí mismas y por la entidad organizadora. Los seres asumen la responsabilidad de dirigir la energía en forma de átomos o de moléculas, de acuerdo con patrones, por ejemplo, para un cristal, para una piedra, para una célula de la semilla de una planta, o para un árbol, y así sucesivamente. La lista no tiene límites, por supuesto; pero los patrones se asemejan mucho a los computadores personales: son simultáneamente programas vivos y bases de datos; y pueden almacenar vastas cantidades de información. La estructura del ADN, que existe en el corazón de cada una de las células, es una base de datos que contiene la historia de ustedes y de todas sus encarnaciones, y adicionalmente la de toda la especie.

Por ejemplo, un árbol crece bajo la guía de un ser de energía, llámenlo "espíritu de los árboles", si así lo desean, quien concibe el patrón del árbol y organiza las unidades de energía de acuerdo con ese patrón. Una vez organizada, la energía, "recuerda" su función y continuamente mantiene las partículas subatómicas, arregladas en patrones, cada vez más extensos. Cuando ustedes miran a un árbol, están realmente viendo energía pura organizada, bajo un patrón, por un ser consciente y alerta. El cerebro de ustedes descodifica este patrón de energía visual como "árbol" a través del hábito. Cuando ustedes tocan un árbol, sus manos y el árbol son dos campos de energía que se tocan; pero el sistema nervioso de ustedes junta toda esta información y descodifica el contacto, como estimulación táctil. El cerebro de ustedes, entonces, usa toda la información disponible para fabricar la construcción general que ustedes conocen como un árbol.

Si un carpintero llega y corta el árbol y usa la madera para construir una silla, altera la forma del campo más grande. Las unidades de energía consciente, que constituyen la madera, "recuerdan" su nuevo patrón y fielmente lo mantienen, hasta que algo más suceda, como por ejemplo, que la silla se queme. Entonces, la energía consciente de las moléculas de celulosa se reorganiza a sí misma bajo un nuevo patrón, como átomos libres de carbono, oxígeno y nitrógeno, por ejemplo.

Con el sólo ánimo de darles una idea de tamaño, el espacio dentro y entre estos átomos es inmenso. Si un átomo fuera del tamaño de un campo de fútbol, el núcleo sería del tamaño de la pelota de fútbol, en la mitad de la cancha. La primera fila de electrones estaría aproximadamente ubicada en donde se encuentra la primera fila de asientos y cada fila de electrones estaría separada por unas cincuenta filas de asientos. El siguiente átomo más cercano estaría como a la distancia de la ciudad vecina. Por lo tanto, cuando hablamos de materia "sólida", dista mucho de ser sólida. Y esos electrones que tú crees que son partículas diminutas, no pesan nada en absoluto. Sencillamente son paquetes de energía zumbando alrededor del núcleo a una velocidad enorme. Es su velocidad la que les da su evidente substancia, o una etapa pre-materialista, de manera similar a cómo una bala disparada produce mayor impacto que una bala simplemente arrojada.

Ni siquiera el núcleo es sólido. Él también está hecho de partículas más pequeñas (neutrones y protones), los cuales, al examinarlos de cerca, resultan también estar hechos de partículas aún más pequeñas. En este nivel, nos estamos acercando al punto en el cual la energía pura se manifiesta como aquello que ustedes creen que es materia y a los lapsos infinitesimalmente cortos que esto se demora. También estamos cerca de los límites de los instrumentos físicos. Estos pueden detectar la súbita aparición de un partícula sub-atómica pero no su transformación de hecho, a partir de la energía pura, debido a que la unidad de energía que la creó es energía no física y ésta no puede quedar registrada en instrumentos físicos.

Los físicos han concluido que la única vez que las partículas sub-atómicas son verdaderamente partículas es cuando las pueden observar; y que el resto del tiempo, ellas son ondas de energía. Entonces, los investigadores nunca pueden conocer la condición de un electrón no observado y no hay, por lo tanto, una manera para determinar la estructura básica del plano físico o para explicar cómo funciona.

A un nivel más profundo, estamos hablando de irrupciones de energía consciente hacia adentro del plano físico y luego volando alrededor a velocidades enormes, dando la apariencia de solidez, de manera similar a como las aspas de un ventilador eléctrico en movimiento aparentan ser un disco sólido. Así pues, ¿es el mundo material apenas una ilusión? Sí. Todo él está hecho de hologramas y de ondas estacionarias.

La base de toda organización de energía en materia es la onda estacionaria. Esta idea es vital para entender lo que ustedes son y cómo ustedes se manifiestan. Lo que sigue a continuación puede sonar un poco como física pero en realidad es el corazón mismo de la metafísica.



HOLOGRAMAS




Si ustedes están familiarizados con el fenómeno conocido como holograma, saben que la imagen de un objeto puede quedar capturada en una película especial combinando dos rayos de luz láser, uno reflejado a partir del objeto y el otro no. Estos dos rayos interactúan interfiriendo el uno con el otro para crear una imagen especial sobre la película. Cuando el rayo láser se vuelve a pasar a través de la película, una imagen tridimensional del objeto original se aparece "flotando" en medio de la nada. Sin embargo, al contrario de las imágenes de fotografía, la imagen de la película holográfica no se parece en nada a la imagen del objeto original sino que aparenta ser un conjunto de círculos concéntricos, denominados patrones de interferencia. Y si el rayo láser se proyecta sobre cualquier fragmento de la película, la imagen vuelve a aparecer, aunque un poco menos nítida debido a que la imagen está dispersada sobre la película completa. Hay dos aspectos aquí: la imagen del objeto captada sobre la película y la imagen proyectada.

La analogía del holograma nos ofrece algunas pistas importantes acerca de la naturaleza de la realidad y acerca de cómo pueden ustedes trabajar con ella. De un lado, ustedes tienen la realidad cotidiana de sus experiencias (lo explícito, el patrón de la imagen proyectada), y del otro, tenemos el diseño ( "blueprint" ) de esa realidad (o el patrón implícito) que permanece oculto para ustedes. Esto explica porqué una partícula sub-atómica puede estar en todas partes a la vez, pues su "diseño" está disperso a lo largo del patrón implícito. Esto contradice de manera directa a la física clásica, la cual describe el mundo físico como un conjunto de cosas discretas y locales, todas las cuales están ocupadas interactuando en muchas maneras limitadas.

Ahora si estamos a punto de llegar a algo. Supongan que la materia, tal y como la conocen ustedes, está hecha de ondas sub-atómicas, proyectadas para conformar patrones de ondas tridimensionales. Ese milagroso órgano, el cerebro humano, detecta esos patrones proyectados y construye para ustedes lo que aparenta ser, para ustedes, una realidad objetiva, a partir de ellos. Y esta realidad aparenta ser sólida y real para ustedes debido a que ¡su cuerpo físico también es una imagen tridimensional proyectada!

La realidad no es, por lo tanto, algo objetivo que existe "allá afuera", sino algo subjetivo "aquí adentro"; y es diferente para cada cual. Así pues, ¿en qué los convierte eso a ustedes? ¿Son ustedes explícitamente de carne y hueso, anclados en un mundo sólido? ¿O son la imagen borrosa implícita de patrones holográficos, desplegándose en medio de un inmenso remolino de patrones mayores? ¿Y cuál es el papel de la consciencia en todo esto? ¿Es ella la luz brillando a través de los patrones ocultos en la película? ¿O es el patrón en sí mismo? Bueno, pues son ambos. La consciencia le da forma tanto los diseños ocultos, a partir de diseños aún más remotos, como a la luz que brilla a través de ellos, para proyectar lo que ustedes ven, sienten y escuchan. Pero estamos hablando de funciones distintas aquí. La consciencia sub-atómica crea los bloques de construcción de la materia; y otras partes de la consciencia, los organiza en patrones aún más complejos: las células de ustedes, los órganos físicos, las emociones, los pensamientos; todo lo cual está plenamente consciente a su propia manera. Y la consciencia de ustedes interactúa con todas y cada una de las demás consciencias, sean ellas de seres vivientes o de los llamados seres "inanimados".

Sé que todo esto es suficiente para hacerle saltar los fusibles al cuerpo mental de cualquiera; pero es importante saber cuán fluida es la realidad, a fin de que sean capaces de manejarla. Si ustedes creyeran que su composición no es modificable, quizás no se darían permiso para cambiar. Por ejemplo, ustedes saben que poseen muchísimos patrones antiquísimos de comportamiento almacenados en las células de sus cuerpos físicos. Si estas células se quedaran "congeladas" y esta antigua energía se quedara aprisionada allí, ¿cómo podrían jamás liberarse de ella? Pero si sus células son la proyección de un diseño oculto, ¿qué pasaría si ustedes fueran capaces de cambiar el diseño o la manera cómo éste ha sido proyectado? Y para ello ustedes poseen la herramienta necesaria para hacerlo: la consciencia.

Tal y como lo veremos más adelante, la especie humana está en medio de una búsqueda: la búsqueda de la creación de una realidad. Pero ustedes se han vuelto tan buenos en crear realidades que ya no saben que es eso lo que están haciendo. Cada cosa que ustedes experimentan es el resultado directo de sus esfuerzos para crear una realidad; y de la proyección fiel de los diseños internos. Si ustedes no saben que es esto lo que están haciendo, o que ustedes pueden cambiar el diseño, se la van a pasar creando la misma antiquísima realidad; y eso no es divertido. Pero las cosas son mucho más maleables y plásticas que lo que ustedes alcanzan a comprender; y eso probará ser de mucha importancia, más adelante.

Sus emociones y pensamientos son parte del diseño interior; y su vida cotidiana es la imagen proyectada. Por supuesto, las emociones y los pensamientos interactúan con los de todos los demás, de la misma manera a como ustedes comparten su vida con todos los demás. Pero lo que ustedes piensen y sientan, desempeña un papel muy grande en lo que les suceda.

La realidad, tal y como ustedes la conocen, se proyecta desde una gama de diseños parecidos a hologramas. Los diseños están en niveles distintos para poderlos "remover" de la realidad ordinaria; y las imágenes que ellos proyectan, se sobreponen. Las imágenes de las frecuencias más bajas aparentan ser sólidas, ante el cuerpo sólido de ustedes; pero aquello que ustedes piensan que es espacio, está lleno de imágenes de frecuencias más elevadas, todo coexistiendo. Ustedes mismos están conformados de muchas proyecciones --física, emocional, mental y espiritual-- a partir de los diseños preparados por ustedes como ESPÍRITU. Y estos diseños son, a su vez, proyecciones de otros diseños provenientes de frecuencias más elevadas. Lo que es importante aquí, es que ustedes pueden modificar estos diseños a través de la visualización. Si ustedes están enfermos, pueden usar la visualización para "reparar" el diseño y recuperar la salud. Si ustedes desean atraer una situación, pueden preparar un nuevo diseño y ponerse a ver como se proyecta dentro del plano físico, en forma de acontecimientos que ustedes entonces podrán experimentar.

Sin embargo, la creación de la realidad funciona en ambos sentidos. Si ustedes están en medio de una situación que no les gusta y se resisten a ella, en vez de visualizar algo distinto, están reforzando no sólo el diseño sino también el mecanismo de proyección y, por ende, perpetuando la situación no deseada.

Así pues, la consciencia es el patrón detrás de la realidad objetiva y detrás de cada cosa en la historia del Planeta Tierra; y la consciencia yace profundamente en la tela de la realidad.

Cualquiera de ustedes que vea la serie de TV "Camino a la Estrellas: La Siguiente Generación", tendrá un excelente modelo de creación de la realidad. La plataforma de hologramas de la nave "Enterprise" es capaz de crear imágenes de objetos y personas, las cuales operan dentro de los parámetros especificados por las personas que programan la "realidad". Un cambio sutil en el programa puede causar un cambio en, digamos, el nivel de agresividad de un carácter holográfico o desarmar una situación amenazadora. Pero a diferencia de ellos, los hologramas de hoy en día, por ejemplo, una bala holográfica, puede matarlos; y un monstruo holográfico, puede devorarlos, a menos que ustedes detengan el programa antes. La serie de TV ocurre en el Siglo XXIV pero la tecnología para esculpir la energía de esta manera estará disponible mucho antes que eso.

Esto nos conduce hacia cómo es que el plano físico se ha formado, en realidad. Una imagen holográfica se forma por luz, contenida en una envoltura, que representa al original. Toda la información que se necesita para generar la imagen, está codificada en la película. La envoltura en realidad es una especie de onda estacionaria.



ONDAS ESTACIONARIAS



Cuando niños, ustedes probablemente sostuvieron con un amigo, una cuerda tensada y la hicieron cimbrar. Una pequeña onda se deslizó por la cuerda, golpeó la mano del amigo y retornó a ustedes. Lo que se movió a lo largo de la cuerda era energía. La cuerda se movió hacia arriba y hacia abajo pero no a lo largo de la misma.

Si ambos cimbraran la cuerda al mismo tiempo, dos cosas podrían pasar: podrían lograr una onda del doble del tamaño, en el medio, si fue que ambos pulsaron la cuerda de la misma manera; o las dos ondas se cancelarían, si fue que uno pulsó hacia arriba y el otro hacia abajo. Las dos ondas interfieren la una con la otra, de una manera constructiva en el primer caso y de una manera destructiva en el segundo.

Ahora imagínense una cuerda más corta, tensada, como la de una guitarra. Púlsenla y producirá un sonido característico. Lo que ustedes hicieron al pulsarla fue introducirle energía bruta. Esta energía, de manera natural, adopta ciertos patrones. El patrón más fuerte es una onda de longitud igual a la de la cuerda, digamos de un metro. Otras ondas también se formarán con una longitud de onda equivalente a la mitad, a la tercera parte, a la cuarta parte, etc., de la longitud total de la cuerda. Esto produce ondas de, digamos, cincuenta, treinta y tres y veinticinco centímetros de longitud. Estas ondas son las llamadas ondas estacionarias y conforman una familia basándose en la longitud de onda natural. La combinación particular de ondas estacionarias es lo que le confiere a un instrumento su timbre individual o su firma tonal.

Lo importante acerca de estas cuerdas vibratorias es que dos cuerdas idénticas, bajo condiciones idénticas, siempre generarán la misma onda, naturales y armónicas. Y si se ponen dos cuerdas idénticas, una junto a la otra, y pulsamos una, ésta generará un campo de energía de sonido que la otra captará. Debido a que la segunda cuerda está afinada exactamente, en las mismas longitudes de onda que la primera, la segunda va a resonar en simpatía, muy pronto. Esta resonancia es supremamente importante al tratar con cuerpos de energía humanos; y tenemos mucho más que decir acerca de ello en lo que falta de este libro.
Ahora volvámonos malabaristas. Supongamos que eres el chef de postres de una nave espacial y que puedes fabricar gelatina firme en tu cocina a gravedad cero. Simplemente se mantiene junta sin necesidad de contenedor alguno. Supongamos que haces dos tipos de gelatinas: roja y amarilla. Justo antes de que se cuajen, te las ingenias para juntarlas, de manera tal que se mezclen parcialmente, form formando gelatina de color naranja justo allí en donde se mezclan. Ahora, si le das un golpecito a la roja y la haces vibrar, la vibración pasará derecho hasta la gelatina amarilla. Si golpeas regularmente la gelatina roja, ella formará una onda estacionaria y la amarilla, por estar hecha de exactamente la misma cosa, va a resonar a la misma frecuencia. E imagínate lo que va a suceder si eres lo suficientemente astuto como para crear la amarilla adentro de la roja. Piensa cómo la gelatina amarilla reaccionaría.



Acabas de descubrir una cualidad innata de los campos y el fenómeno de la resonancia de ondas estacionarias entre dos campos: si un campo está afinado con la energía de una frecuencia en particular, absorberá la energía de una onda estacionaria de otro campo y creará una onda estacionaria propia. De una manera muy desapasionada y automática, cualquier campo comenzará a resonar con la energía de un campo similar que esté en su vecindario. Esto puede producir una resonancia simpatizante que podría llegar a implicar un detrimento si es que el primer campo llega a moverse de tal forma que va inclusive en contra de sus mejores intereses. Muy bien hecho. Ahora lo único que necesitas hacer es encontrar la manera de ¡comer gelatina en un ambiente a gravedad cero!

Tal y como lo veremos, la resonancia los afecta a ustedes de incontables maneras, sin importar si ustedes lo saben o no. Pero de ahora en adelante, ustedes serán capaces de usarla de una manera consciente como una herramienta para la ascensión.



CAMPOS DE ENERGÍA


La personalidad de ustedes está compuesta de tres campos de energía, junto con sus contenidos. Yo denomino "cuerpo" a la combinación de un campo y de su energía. A partir de su propia energía, el yo-espíritu de ustedes, proyecta o manifiesta tres campos: el físico, el emocional y el mental. La energía se ordena en ondas estacionarias dentro de una envoltura para formar los tres cuerpos de energía. Un cuarto cuerpo, el cuerpo espiritual, forma un puente entre estos tres cuerpos más bajos y el ESPÍRITU. El hecho de que ellos se manifiesten a partir de la misma "cosa" que el cuerpo espiritual de ustedes es de una importancia suprema, tal y como lo veremos más tarde.

Veamos al cuerpo físico primero. Muchos factores determinan cómo se manifiesta. Hace mucho que la especie humana optó por un proceso de nacimiento físico en vez de simplemente proyectar el cuerpo adentro de un campo creado por el ESPÍRITU (más tarde veremos por qué). También la concepción se diseñó como una manera de diversificar el conjunto de genes y así permitir una infinita variedad de diseños genéticos físicos.

En el momento de su concepción, la de cada uno de ustedes, dos diseños completos de ADN se mezclan para conformar un tercero. A medida que el huevo se divide y que las células se forman, las unidades de energía consciente colaboran para formar partículas subatómicas, luego átomos y después moléculas. Este proceso está guiado por patrones contenidos en su ADN --el diseño general de su cuerpo físico en particular.

Ustedes, como ESPÍRITU, cuidadosamente "labraron" su ADN a partir del de sus padres. Ustedes habían seleccionado a sus futuros padres debido a su genética y la clase de condiciones y de circunstancias familiares que ustedes querían para su encarnación, a punto de sucederse. En colaboración con sus yo-espirituales, ustedes tres decidieron el momento de la concepción, basándose en unos factores muy complejos. ¡Los astrólogos apenas han vislumbrado una pequeñísima parte de semejante complejidad!

Los científicos han descodificado apenas una fracción de los millones de piezas de información almacenadas en el ADN. En adición a las características físicas de cada uno de ustedes. El ADN también contiene la historia de todas sus encarnaciones a través del tiempo y la historia de cada especie que alguna vez haya vivido o que alguna vez llegue a vivir. Ustedes pueden ver al ADN como una serie de moléculas de proteínas, pero, al igual que un holograma, debe leerse en su totalidad para obtener el máximo resultado.

Durante los primeros meses de la gestación, la energía consciente que forma sus células, lee el ADN y lo descodifica para saber qué clase de célula debe construir. Las células en crecimiento, también conscientes a su manera propia, se afinan con el molde del cuerpo físico y con el "futuro" simultáneo, para guiarse respecto a cómo ir creciendo. Se organizan a sí mismas, jalando mayores unidades de energía para que se manifiesten como los tipos de átomos necesarios y se multipliquen adentro de la envoltura general especificada en el ADN para su función en particular. La consciencia de una célula que opta por ser una célula del hígado, por ejemplo, jala energía y se divide para formar otras células de hígado. A medida que el desarrollo físico de ustedes continúa, ellas se multiplican adentro de la onda estacionaria que va creciendo gradualmente, establecida para el hígado. El crecimiento es muy rápido en un comienzo y más lento hacia el final de la gestación. El crecimiento continúa durante varios años y finalmente se estabiliza para efectuar sólo los reemplazos que sean necesarios.

Así pues, sus cuerpos físicos están construidos de ondas estacionarias adentro de ondas estacionarias adentro de ondas estacionarias, a medida que la consciencia de sus cuerpos, a punto de emerger, forma átomos, moléculas, células y órganos, bajo la guía de su yo-espíritu y algo parecido a una versión "futura" de su cuerpo, la cual actuó como diseño.

Una vez creado y ya crecido hasta su tamaño normal, a su cuerpo físico no se le deja hasta que se le acabe la cuerda, como si fueran un reloj. La energía que conforma las partículas de sus cuerpos se refresca varios millones de veces por segundo. Sus cuerpos, en efecto, se están recreando constantemente, de acuerdo con el diseño de su ADN y con las formas de pensamiento del diseño mental que ustedes mantengan respecto a sus cuerpos.

Sus cuerpos son unas milagrosas entidades, con consciencia propia. Se regulan a sí mismos de una manera soberbia. Se la pasan consultando al yo más grande de ustedes la mayor parte de su información. A través de la resonancia, los pensamientos y las emociones que cada cual mantenga respecto a sí mismo, poseen un enorme impacto sobre la consciencia de sus cuerpos; un temor de enfermedad o de muerte podrían, literalmente, programar a sus cuerpos para que se enfermen. De igual manera, pensamientos de buena salud y de dicha de vivir, programarán a sus cuerpos para desencadenar sus propios procesos de sanación. Estos poderes manejarán la corrupción del ADN celular (a menudo la causa del cáncer) y las condiciones normalmente atribuidas al envejecimiento.

Esta explicación ni siquiera ha comenzado a tocar la complejidad de lo que verdaderamente sucede. Incluso la más pequeña reflexión acerca de cómo es que ustedes crecen sus cuerpos, los dejaría asombrados respecto a ustedes mismos. Este temario, a manera de curso, tiene la intención de apenas mostrarles cómo es que sus cuerpos, que ustedes creen sólidos, son en realidad energía ordenada en una serie de ondas estacionarias, las cuales aparentan ser, para sus sentidos físicos, un continúo de partículas sub-atómicas, átomos, moléculas, células y órganos, y finalmente, el cuerpo completo. Cada unidad de energía está plenamente consciente de su papel y gustosamente colabora en la estructura que ustedes conocen como su cuerpo, de acuerdo con sus imágenes de la realidad.

Ustedes podrían sorprenderse de que sus cuerpos sean conscientes; pero no me refiero a consciencia, tal y como ustedes entienden el término. El cuerpo de ustedes conoce, por ejemplo, cómo hacer latir su corazón, digerir la comida, y sanarse a sí mismo. Está al tanto de los ciclos de la luna, de los planetas, y de las estrellas y constantemente usa estos ciclos y se adapta a ellos. Después de todo, está compuesto de la energía consciente tomada del mismo inmenso campo planetario. En este sentido, ¡el planeta y el ESPÍRITU desempeñaron un papel mucho más preponderante en el nacimiento de ustedes que sus propios padres biológicos!

Aquello que ustedes consideran que es su consciencia es realmente una mezcla de varios tipos diferentes de consciencia (a pesar de lo cual, conforman una unidad subyacente):

1. La consciencia sub-atómica, está al tanto de los inmensos campos cósmicos en los cuales interactúa con todos las demás consciencias sub-atómicas.

2. La consciencia celular, basada en el diseño del ADN y conteniendo la grabación de las experiencias de tu vida, de tus pensamientos y de tus emociones.

3. La consciencia del cuerpo, es decir, la consciencia celular, más algunas ideas propias (sin embargo, el cuerpo depende en gran forma de las creencias del cuerpo mental para su propia imagen).

4. Las emociones que fluyen a través de ustedes en el momento, sobrepuestas con las emociones del pasado a las cuales se han aferrado en vez de dejarlas fluir.

5. Los pensamientos y las creencias que ustedes utilizan para estructurar la realidad. Sean conscientes de que cualquier creencia no es más que una opinión acerca de la realidad.

6. La consciencia espiritual, la intuición, o el conocimiento directo. Este aspecto se conecta con aquello que con frecuencia ha sido denominado la Mente Universal. Es, en verdad, parte de un diseño oculto desde el cual la realidad fluye y contiene, entre otras cosas, los arquetipos de su especie --los aspectos heroicos de la humanidad. A través de este "tejido conector" para la realidad física, ustedes pueden acceder a otros tiempos, a otros lugares y a otras dimensiones.

Ahora, la mayor parte de la energía que conforma el cuerpo físico proviene de la asimilación de los alimentos que ingieren, pero de manera cada vez mayor, esa energía se está volviendo proyectada y he aquí cómo es que funciona: los niveles del ESPÍRITU de tu ser, proyectan unidades de energía consciente al interior de tu campos físico y le dan instrucciones para que conformen las estructuras celulares, en vez de usar la energía de las proteínas, almidones, y demás cosas de la comida digerida. El yo-espíritu de cada uno de ustedes está sistemáticamente convirtiendo las células de sus cuerpos para que sean alimentadas mediante energía proyectada en vez de energía digerida. Esta energía proyectada se deriva de la energía detrás de la radiación que ustedes conocen como luz.

El resultado de esto es que ustedes han comenzado a formar lo que a menudo se conoce como un "Cuerpo de Luz". Sus cuerpos físicos se nutren más y más, con energía, que con los nutrientes físicos, contenidos en la envoltura celular. Uno de los efectos de esto es que la frecuencia de sus células, y de su cuerpo en general, se está elevando. Con el tiempo, el cuerpo de ustedes va a empezar a brillar suavemente. En ese momento, ustedes estarán en un Cuerpo de Luz. Este cambio se inicia de varias maneras diferentes, pero normalmente necesita cierta forma de consentimiento, consciente, de parte de cada uno de ustedes. La intención de este libro es brindarles una especie de mapa de carreteras, del terreno que los espera adelante, de manera tal que ustedes se puedan comprometer con este proceso con conocimiento y con entendimiento.

En un excelente librito, "¿Qué es un Cuerpo de Luz?", canalizado por Tachi-ren, el Arcángel Ariel presenta un modelo de 12 niveles del proceso de ir hacia la Luz, y de los síntomas físicos, emocionales y mentales de cada nivel.

Sus distintos campos (emocional, mental y espiritual) giran con una frecuencia que es característica para ustedes. Algunas personas giran rápidamente y otras lentamente. Pero ustedes hacen girar cada campo en una proporción específica frente a los demás campos --11, 22, 33 y así sucesivamente. Si la tasa de giro de un campo cambia y la relación varía, ustedes se sentirán como "fuera de lugar" o mareados. El giro de los campos y las tasas relativas de giro son vitalmente importantes y vamos a retornar a ellas en la Segunda Parte.

Para cerrar este capítulo, a menudo se dice que la ciencia y la religión son como dos trenes que se están moviendo en la misma dirección sobre carriles paralelos, en donde la religión se la pasa buscando al Pensador y la ciencia se la pasa buscando al Pensamiento. Ambos pronto van a llegar a un punto en el cual las carriles se vuelven una sola. ¿Qué sucederá? Podría haber un tremendo choque o podrían comprender que el Pensador y el Pensamiento son uno solo. El principio organizador del universo y la energía de la cual el universo, físico y no físico, están compuestos son la misma cosa: un continúo de energía consciente, de todas las frecuencias concebibles e inconcebibles, organizadas con una belleza tal que la respiración se corta. Esa energía se deleita en medio del regocijo de su creatividad. En el próximo capítulo, vamos a darle una mirada más profunda a esta energía.



http://acuares.blogspot.com.es/2011/10/manual-para-la-ascension-por-el-maestro.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario.