viernes, 2 de diciembre de 2016

Manual para la Ascensión 6/12


CAPÍTULO 6 

TRES GRANDES MITOS: AMOR, VERDAD Y PODER


Una de las limitaciones causadas por negar su parte espiritual, es que pierden los beneficios del punto de vista más amplio, de esa parte. Como resultado, se les encaraman muchas distorsiones respecto a las cosas cotidianas. Así ha sido por miles de años y, como consecuencia, están prontos a mal interpretar algunos aspectos claves, de sus vidas. El vivir en la ignorancia ha sido algo apropiado para el pasado porque si hubieran sabido más, hubieran malogrado el juego, e invalidado esa parte del experimento que ustedes se propusieron lograr en este planeta. Pero ya llegó el momento de destapar la olla y les propongo que resolvamos tres grandes mitos: el amor, la verdad y el poder.



EL MITO DEL AMOR



El gran mito del amor consiste en que ustedes creen poder amar a alguien, a algo o, por lo menos, a ustedes mismos. ¡Nadie puede amar a otro! ¡Ustedes no pueden amarse a sí mismos ni amar a otros! ¿Por qué? Porque el amor no es un "hacer" sino un "permitir ser".

La mismísima energía, a partir de la cual este universo está construido, posee en sí misma una cualidad: una dicha de ser, una aceptación del derecho de todas las cosas para que sean y un deleite en la expresión de todas las cosas, a medida que ellas disfrutan su derecho de ser. Todos los seres provienen de la Fuente y tienen el derecho divino a experimentar y expresar su divinidad; y todos los seres tienen el derecho a disfrutar las expresiones de los demás; porque ellos en realidad no son más que uno sólo, aunque ingeniosamente disfrazados para aparentar estar separados.

El aceptar esta dicha y deleite de expresarse a ustedes mismos y a los demás, es una experiencia maravillosa y constituye lo que yo denomino "amor". Sin embargo, no pueden ustedes hacer dicha ni deleite. Sólo pueden permitirles ser, dejar que los barra, de cabo a rabo, como cualquier otra emoción. Y esta emoción no está condicionada, en realidad, a lo que cualquier otro ser esté haciendo; se basa en conocer y experimentar la divinidad que hay en él. Si alguien que conoces, está de malas pulgas, por ejemplo, aún así, está expresando su divinidad, aun cuando esa expresión no te entusiasme.

Así pues, el amor no es algo que hacer. Es la respuesta, desde adentro de ustedes, a una frecuencia particular de energía que fluye no sólo hacia adentro, sino también a través y alrededor de ustedes, de manera constante. Muchas cosas pueden hacer que ustedes se marchiten ante la energía relativamente sutil del amor. El miedo, por supuesto, les impedirá sentirlo y distorsionará el poco que sientan. El miedo no es el opuesto del amor. Es el guardián que custodia el portón y, sencillamente, no les permitirá sentir las altas frecuencias, en sus campos. El miedo se encuentra enraizado en sus sistemas de creencias o en sus opiniones acerca de la realidad, sin que tenga nada que ver con la realidad en sí misma.

El amor consiste en permitirse sentir esta energía respecto a ustedes mismos, respecto a los demás y respecto al universo en general. Comienza con la aceptación del derecho de ser de ustedes y el derecho de ser de los demás. Esta aceptación crece hasta convertirse en un aprecio por ustedes mismos y por los demás, de sus cualidades, dones y bondad básica. Y continua creciendo hasta volverse un deleite y una fascinación respecto a ustedes mismos y a los demás.

Así pues, ¿cómo dejar que esto les suceda?
Comiencen por deshacerse de sus temores de estar separados del ESPÍRITU, de ser incapaces de manejar la vida, de ser peores o mejores que los demás. Una vez que se vean a ustedes mismos y a los demás como seres inmensos y multidimensionales "embutidos" en diminutos cuerpos, estos temores se desvanecerán. Esto no tiene nada de fácil; en todo momento están nadando, se encuentran rodeados, de una espesa sopa de miedo, denominada la realidad del consenso. Pero, tal y cómo lo veremos más adelante, esta no es otra cosa que la opinión de la gente acerca de lo que es real y no posee parecido alguno con la verdad. Ahora, por supuesto, ustedes cuidadosamente construyeron la realidad del consenso a lo largo de miles de años y ha sido muy útil en el juego de la separación.

Debido a los miedos profundamente enraizados que la mayoría llevan en sus campos, no pueden diferenciar entre el amor y el miedo. En consecuencia, aquello que ustedes llaman amor, en realidad no es más que un intercambio manipulador de atención y de afectos. La gente que no se ama a sí misma, o que no puede hacerlo, es decir, que no puede ver o permitirse su propia divinidad, desesperadamente va en busca de alguien más que la haga sentir segura y, cuando esta seguridad se ve amenazada, vuelve a caer en el chantaje y en el control emocionales, a través de la retención del afecto, en el nombre del amor.

Muchas veces, cuando escuchen que una persona le dice a otra: "Te amo", lo que realmente quiere decir es: "Tengo miedo y te necesito, como si fueras mi frazadita de seguridad". O cuando una persona sostenga relaciones sexuales con un tercero, su pareja le increpará: "¿Cómo fuiste capaz de hacerme algo así? ¡Creí que me amabas!". ¿Qué tiene que ver, les pregunto yo, la divinidad de otro con los derechos de exclusividad sobre el cuerpo de alguien más? Lo que en verdad está sucediéndose es que la pareja furiosa se siente insegura. Si él o ella pudieran ver la divinidad en sí mismos, o en su pareja, la respuesta probable sería: "¿Te gustó?" Pero, por favor, vean todo esto como perfecto. Haber llevado la separación hasta este punto ha requerido la máxima ingeniosidad de ustedes y se ha convertido en un resonante éxito.

El amor es relajarse, dentro de la verdadera naturaleza de ustedes. Ustedes no pueden salir, en verdad, lastimados al abrirse a esta energía. Claro que otros que aún estén operando desde el miedo podrán hacerles pasar un mal rato; pero intenten ver su comportamiento como respuestas basadas en el miedo, no dirigidas a ustedes personalmente, sino a lo que ustedes representan para ellos. Por eso están actuando a partir de sus propios miedos y su comportamiento nada tiene que ver con ustedes. Este punto de vista es un componente esencial para volverse "transpersonal", pero eso es un tema aparte.

Así pues, véanse a ustedes mismos como infinitamente amados por sus dimensiones más elevadas, especialmente por sus yo-espíritu. Dejen de lado el miedo de estar solos. No están solos, ni podrán estarlo jamás. Lleguen a aceptarse a ustedes mismos, a apreciarse y a deleitarse en quienes verdaderamente son. Entonces podrán empezar a sentir el amor del Espíritu a medida que fluya en ustedes. Y recuerden que el amor no requiere ser dirigido hacia nadie en particular; no es más que la Fuente amándose a sí misma.

Una vez que se permitan a ustedes mismos sentir el flujo de esta energía, a través de ustedes, se darán cuenta de que el flujo se incrementa e inevitablemente fluye desde sus campos hacia todos, alrededor de ustedes; y cambiará la manera cómo ustedes los tratan y cómo ellos los tratan a ustedes. Un día, la represa se romperá y ustedes verán que sus campos quedan inundados de una aceptación incondicional hacia todos y hacia todo. Todo está hecho de la "cosa buena"; por ende, ¿qué no es sujeto de amor?

"¡Espere un minuto!", podrían ustedes decirme. "Estamos rodeados cotidianamente de gente con espíritus malévolos. ¿Cómo puedo amarlos?" No intenten resistirse ante sus caprichosas personalidades o ellos simplemente empeorarán. Sencillamente abran sus chakras del corazón y sientan la energía del amor en sus campos. Si ustedes abren sus chakras del corazón, los demás tendrán que trabajar muy duro para mantener cerrado el de ellos. Y denles sus agradecimientos por haberles dado la oportunidad de poner en práctica esta sencilla estratagema.

El odio, los celos, etc., son sencillamente señales de una personalidad basada en el miedo que no puede sentir la energía del amor al interior de sus campos. Denle a esa persona un corrientazo energético de iniciación, canalizando amor hacia ella. Si el miedo es demasiado grande, puede que no funcione pero, al menos, el fluir de amor desde ustedes impide que el miedo de ella infecte el campo de ustedes. Sin necesidad de volverse condescendientes, sean amorosamente compasivos pues el sentirse tan cercenado del ESPÍRITU es estar en un lugar muy miedoso, ¿recuerdan?

Nunca antes en la historia de este planeta habían sido las energías más conducentes a la apertura hacia esta energía. Permítanse a ustedes mismos resonar con esta nueva energía, a medida que ella se derrama a lo largo de sus campos; y dejen que ella impregne todas sus relaciones, con todos: amantes, amigos, el mecánico de sus carros y la cajera del supermercado. Ustedes son Trabajadores de la Luz que están de primeros en la fila, antes que el resto de la población, y ustedes han estado de acuerdo en comenzar el juego. Así que cuando sientan esta resonancia, sentirán la suficiente seguridad como para permitir que sus amistades alcancen nuevos niveles de intimidad. El miedo a la intimidad es, sencillamente, el miedo a perder la identidad; pero les aseguro que en tal apertura ustedes van a encontrar más de ustedes mismos, no menos. Cuando dos personas se permiten a sí mismas resonar ante la energía del amor, libres totalmente de transigir ante la imposición de condiciones o ante expectativas futuras, comienzan a operar de espíritu a espíritu. En esta expresión plena de quienes son, se vuelve fácil y natural compartirse, mental, emocional y físicamente. El sexo, por lo tanto, se convierte en la unión del espíritu en la carne, en vez de ser una mercancía sujeta de trueque por seguridad o por una buena cena. El cuerpo físico de ustedes es una gloriosa expresión del Espíritu y compartir esta expresión libre, abierta y dichosamente con otra gente no es más que un aspecto más de su divinidad.

Y, ¿qué pasa si alguno está en medio de una relación que comienza a marchitarse? El método antiguo consistía en trabajarla con la esperanza de reconciliar sus diferencias y transigir. Pero ahora, ya conocen que sus firmas energéticas no están engranando. Nadie tiene la culpa, así que hagan las paces y sigan adelante, cada uno por su lado, antes de que se lastimen. Mantenerse adherido al oscuro panorama no le sirve a ninguno y menos, al ESPÍRITU. Ustedes tenían un acuerdo de espíritu a espíritu para estar juntos, durante cierto lapso; y sus firmas resonaban. Pero una vez que el acuerdo se termina, la resonancia falla y es casi como si fueran extraños. Háganle honor a eso y declaren un empate. Dejen de lado el temor de que no habrá más relaciones porque esa energía en sus campos alejará a la próxima persona, a través de la resonancia. A cambio, fijen una expectativa de apertura y anticipación en sus campos y ¡pónganse a observar!

Podría ser difícil ver la perfección del plan cuando sus relaciones primarias acaban de terminar, por ejemplo. Ello podría traerles todo tipo de cosas: abandono, dolor, vergüenza, culpa, pérdida de autoestima, etc. ¡En dónde está la perfección en todo ello! Recuerden que ustedes decidieron participar para sus propios fines. Pudo haber sido para desbaratar viejos patrones, por ejemplo, el de siempre mirar hacia afuera en busca de aprobación, para ganarse nuevas inspiraciones acerca de la naturaleza del amor o para moverse a ustedes mismos hacia un estado transpersonal. No importa la razón, observen ahora el cuadro completo y pregúntense si les sirve. Puede que ustedes hayan necesitado estar solos para traspasar algunos cambios o liberarse para comenzar una nueva relación o para irse a vivir a otro lugar.

Ustedes son Trabajadores de la Luz, están aquí en una misión y se han fijado ciertas experiencias para equiparse hacia un mejor trabajo. Este no es un universo al azar; nada se sucede sin que exista un propósito mayor. Por lo tanto, traten de ver el cuadro completo. Pero por encima de todo, no piensen que alguien más les hizo algo. Está bien sentir un poco de energía de "víctima" para poder limpiarla después de sus campos; pero dejar que "ser víctima" se convierta en parte de su identidad, no sirve de nada y sí reniega de su maestría hasta convertirse en un obstáculo. Y recuerden que el "Chiste Cósmico" está escondido allá, en algún sitio, a la espera que ustedes sean capaces de recordarlo ¡con ingenio y salero!



EL MITO DE LA VERDAD


Otro gran mito del plano físico es que existe algo denominado "La Verdad". Este mito, en particular, ha sido la causa de más guerras y conflictos que todos los demás mitos juntos. La noción de que uno pueda expresar conceptos multidimensionales en inglés, alemán, o en cualquier otra lengua es ultrajante (a pesar de que el hebreo es la que más se presta).

No, amigos míos. En el plano físico todo lo que ustedes oyen no son más que opiniones, a menudo basadas en las opiniones que otras personas le han, a su vez, pasado a otras y que nosotros pescamos en algún punto del camino. Así que traten cada cosa que oigan, vean o lean como una opinión, incluyendo las ideas de este libro. Existe una sola persona capaz de juzgar lo que es verdadero para cada uno de ustedes: ¡usted mismo!

Si creen que el mundo es un lugar inhóspito, regido por un dios iracundo y vengativo, así será, para ustedes, quiero decir. O si creen que el universo es benévolo y que el Espíritu los guía a cada paso, así será lo que ustedes experimentarán.

La realidad es infinitamente compleja y maleable; está diseñada para ser así. El universo no es un mecanismo estático, dentro del cual, cada uno tiene que hallar su camino. Ha sido creado para apoyar específicamente a todos los seres con una infinita variedad de expresiones de la Fuente. Esta creatividad es el modo de la Fuente para conocerse a sí misma y para crecer. Y esto incluye el apoyarlos en sus expresiones de aquello que cada quien cree que es verdadero. Las personas que participaron en la Misión Tierra en Sedona, Arizona, (N. Del T.: Un grupo de científicos se aisló voluntariamente para ver qué sucedía al tener que vivir en un ambiente auto-suficiente), lo resumieron de una manera deliciosa: "El Universo se re-acomoda a sí mismo de acuerdo con la imagen de uno sobre la realidad". El universo es, en verdad, un campo de juegos para la creación de la realidad y lo que ustedes crean --consciente o inconscientemente-- depende de aquello que ustedes creen que es real, por ejemplo, sus cuadros de la realidad.

Ahora, ustedes almacenan sus cuadros de la realidad en sus propios campos. Estos son los "cuadros" que ustedes tienen respecto a ustedes mismos y de ustedes con respecto a todo lo demás: al Espíritu, a otras personas, a sus trabajos, a sus parejas y al universo en general. Los acontecimientos en sus vidas cotidianas, en realidad, se fabrican como en un marco holográfico de una dimensión más elevada; es como una fábrica de realidades. Ustedes, en colaboración con todos los demás con quienes trabajan, juegan o sencillamente se topan ocasionalmente, se reúnen en esta fábrica no-física de realidades para crear las circunstancias y los acontecimientos de sus respectivas vidas en su plano físico. Es posible que ustedes puedan llegar a darse cuenta de que ustedes mismos hacen esto mientras están soñando, por ejemplo.

Dos factores principales determinan la clase de experiencias que ustedes atraerán a su plano físico. Por supuesto que el ESPÍRITU tiene un plan. Este siempre es positivo y benéfico para el crecimiento de ustedes, instante a instante, aunque a primera vista pudiera aparentar no ser así; analícenlo detenidamente y verán porqué estrellaron su carro o les robaron la billetera. A medida que nos acercamos a la ascensión, se darán cuenta de que las experiencias se intensifican y el ritmo de la vida se acelera, debido a que están en el proceso de romper el cascarón de sus antiguos cuadros de realidad para poder reemplazarlos por otros nuevos, a una velocidad cada vez mayor.

La segunda influencia importante en los acontecimientos que experimentan son sus propios cuadros de la realidad. Los cuadros basados en la limitación y en el miedo hacen difícil para que el Espíritu les traiga una plena sanación y encuentros amorosos con ustedes mismos y con los demás. Alguien que está viviendo en el miedo sencillamente no le da permiso al Espíritu para desplegar unas experiencias basadas en el amor. Esto significa, por supuesto, que inclusive el amor puede ser interpretado a través de los ojos del miedo y quedar así distorsionado.

Si no existe una sola "verdad galáctica" quiere decir que cada uno puede tomar cualquier conjunto de verdades que le plazca para construir sus propios cuadros de realidad. Por ende, tiene sentido que seleccionen aquellos que les traen dicha y les permitan estar felices. Pero, por favor, no crean que van entonces a estar viviendo en un paraíso de idiotas. Realmente van a vivir en un paraíso para personas muy cuerdas; aún así, en ese momento, habrá alternativas.

Podrían dedicarse a trabajar diligentemente para averiguar lo que deben creer que sea verdadero. La humanidad ha venido trabajándole muy duro a esto, desde el momento mismo de la separación; así pues que estarán ustedes en buena compañía. Pero una vez que seleccionen algo que crean que es verdad, automáticamente dejarán de buscar y excluirán todo lo demás que pudiera ser verdad. Por ejemplo, limitar a la Fuente a la definición cristiana de Dios excluye todas las cualidades de Alá, de Yavé, del Gran Espíritu y de las innumerables otras deidades que se han descrito a través de los tiempos. ¿Por qué no tomar la salida más fácil y preguntarse a ustedes mismos, como ESPÍRITU, cuál es la verdad? Aquí tendrían todas las respuestas que necesitan, por lo menos durante el resto de su tiempo en el plano físico.

Lograr contacto con ustedes mismos, como ESPÍRITU, nunca ha sido más fácil. Algunas personas se la pasan cambiando de un canal al otro, rápidamente, buscando en forma desesperada "La Verdad". Y no escasean las personas deseosas de convertirse en autoridades externas. Pero cada uno tiene todas las respuestas, en su propio interior; así que, deténganse, relájense, escuchen y confíen. Puede que tengan un pequeño problema inicialmente distinguiendo entre el ESPÍRITU y un cuerpo mental hiperactivo que desea controlar la experiencia. Simplemente agradézcanle y díganle que se quite del camino para que él también pueda llegar a conocer otras cosas lindas. Eso generalmente funciona bien.

Así pues, no hay una sola "Realidad", ni ninguna "Verdad" única. Lo que si hay son sus propios cuadros de realidad, heredados de sus padres, de sus profesores y de sus pares. Además también existe el punto de vista del espíritu, a medida que él fluya a través de sus campos, a menudo distorsionado, por los cuadros que limitan la realidad. Debido a tales distorsiones, un encuentro con el Espíritu, a menudo, se interpreta como un encuentro con alienígenas, con el demonio, con un dios proyectado por fuera del yo, o "sencillamente como producto de la imaginación".

Como nunca antes, ustedes, como ESPÍRITU están intentando discernir los cuadros de realidad que sus yo-personalidad sostienen. La ascensión es un concepto tan inmenso que estos pequeños cuadros deber partir si es que han de aprender siquiera una fracción de lo que significa. Así que desháganse de cualquier opinión que tengan respecto a quiénes son, quiénes creen ustedes que los demás son y quién creen ustedes que el Espíritu es. Mantengan sus sistemas de creencias plenamente abiertos; y su discernimiento vivo y sano.

La creencia es una muerte segura para el entendimiento. Entonces ¿qué les quedaría? La creencia parte del deseo de que algo sea verdad. Se construye sobre conceptos preconcebidos y sobre prejuicios; deja que la mente se abra sólo ante aquello que cabe en su modelo. La fe, por otro lado, es una zambullida en lo desconocido, con una mente abierta, con el conocimiento cierto de que está bien dejarse ir. La fe sabe que no necesariamente será seguro, ni cómodo, pero sí que está bien. La creencia se aferra; la fe, libera. No podrán hallar la verdad a través de las creencias sino únicamente a través de la sencillez de la fe.

La fe es el punto de partida pero muchos buscadores abandonan la fe, a lo largo del camino, a cambio de aferrarse a una creencia o a otra. No podrán desentrañar el misterio a través de las creencias simplemente porque sólo se puede creer aquello que ya se conoce. Pero la verdad va más allá de la imaginación. Nada que puedan imaginarse es capaz de capturar la enormidad y la gloria de aquello que está a punto de sucederse. Por ende, el único sendero es la fe; una mente abierta y un corazón también abierto.



EL MITO DEL PODER


Cuando observan el mundo hoy ven ejemplos de grupos y de naciones que usan la fuerza para invadir y atacar a otros grupos y naciones. Puede que sea para apoderarse de los recursos naturales, tales como tierras o petróleo, para destruir una cultura o un sistema de creencias o, sencillamente, porque el ADN le ha otorgado a un grupo una apariencia física distinta. En el corazón mismo del grandioso mito del poder existe un sentimiento, muy profundamente enraizado, de separación y de confusión entre lo qué es el "poder con" y el "poder sobre".



EL PODER SOBRE


Cuando el mundo habla de un hombre o de una mujer poderosos, ¿a qué tipo de poder se está refiriendo exactamente?

Si ustedes definen al mundo usando sólo los cinco sentidos físicos, entonces el poder queda definido por aquello que ustedes son capaces de ver, tocar, sentir, escuchar, etc. Por ende, ven al poder como dominación o como "poder sobre" los demás, poder sobre el medio ambiente, o inclusive, poder sobre sí mismos. Y debido a la manera cómo las sociedades definen el poder, y lo concentran en unos pocos individuos, las sociedades se ven forzadas a establecer organizaciones para prevenir su mal uso. Por ello es que hay que tener vigilantes que escruten a quienes detentan el poder.

Cuando una sociedad o un grupo define el poder en términos de la habilidad para dirigir el uso de los recursos, tales como dinero, vidas humanas, ejércitos, armamento, alimentos y materias primas, el miedo más grande consiste en la pérdida de ese poder ante alguien más o ante cualquier otro grupo. Y el poder sobre los demás refuerza y hace más profunda la separación, debido a que es imposible ejercer el poder sobre los demás sin convertir a los demás en "los otros", sea basándose en su religión, ideología, color de piel o género.

Cuando la personalidad busca afuera de sí misma el poder, se centra en las cosas materiales y en las demás personalidades. Esto conlleva una orden esculpida: que algo es "más poderoso que yo" o "menos poderoso que yo". Hay una alternativa para esta falsa clase de poder, sin embargo. Tal y como lo veremos, al volvernos hacia el ESPÍRITU se nos revela un poder basado en la creatividad, la cooperación amorosa, la reverencia, la armonía y la colaboración heroica.



EL PODER CON


Este poder alternativo está basado en el "poder con", con el ESPÍRITU y con los demás seres humanos; irónicamente, el primer paso para llegar al "poder con" es rendirse. Pero rendirse ante el ESPÍRITU suena como conformarse ante algo que posee el poder sobre uno, ¿No es el mismo perro pero con diferente collar?

El "poder sobre" requiere la sumisión de uno ante el otro, porque ambos se sienten separados. El "poder sobre" funciona sólo cuando este sentimiento de separación existe. Hasta el punto en que uno se sienta separado del ESPÍRITU, la rendición se sentirá como si fuera un sometimiento ante una fuerza superior, como si fuera una ciudad sitiada finalmente abriendo sus puertas al saqueo y a la violación por parte del ejército conquistador. Pero si, por el contrario, uno siente una unión perfecta con el ESPÍRITU, la rendición se convierte en la ampliación de unos insignificantes y limitados planes por el miedo a cambio de unos inmensos, de Ascensión planetaria y personal, en los cuales se reemplaza el individualismo del "tengo que hacerlo todo por mí mismo" por la alineación con las fuerzas inimaginablemente poderosas que están trabajando sobre el Planeta Tierra hoy.

El problema con el poder basado en quién es uno como personalidad, separado del ESPÍRITU, es que puede perderlo; otros podrían robarse tus recursos, la edad podría robarse tu fortaleza, y la enfermedad podría robarse tu salud. Pero el poder basado en lo que uno es, nadie se lo puede robar. El verse a uno mismo como un ser inmenso y multidimensional que está gozando de una experiencia humana, en vez de un humano que está viviendo una experiencia espiritual, lo pone a uno en contacto con el verdadero poder y su ilimitada creatividad y potencial.

Irónicamente la cosa más poderosa que cada uno de ustedes ha hecho jamás es convertirse en ser humano; en verdad, no exigió que ustedes hicieran nada. Crecieron sus cuerpos en la matriz femenina; al nacer, o un poco antes, incorporaron una parte de sus identidades en esa forma diminuta, y luego, ¡corrieron el velo para olvidar lo que habían hecho! Ese es uno de los actos más poderosos realizados en parte alguna de cualquier universo. Dijeron: "Soy lo suficientemente fuerte y inmenso para desempeñar esta vida. Puedo vendarme a mí mismo ante mi propio inmenso ser y tener éxito entre el billón de todos los que han hecho la misma cosa. Puede que nos peleemos y que haya disputas, pero las trascenderemos y lograremos recordar".

Por ende, se olvidaron de su verdadero poder junto con su verdadera identidad y todo ello, sólo para lograr que el juego fuera más real. Cuando ustedes no están conscientes de su verdadero poder, les toca batirse para agarrar lo que se pueda antes de que alguien más lo haga. Cada acción no amable o dañina sobre este planeta, ha sido cometida por alguien que se sentía impotente, de alguna manera; y mientras más fuerte sea el sentimiento de impotencia, mayor será la no amabilidad o el daño de la acción.

Sólo pueden ejercer poder sobre los demás si poseen un cuadro de realidad que dice que ellos están separados de ustedes. Podrían cambiar los cuadros de realidad respecto a la "separación" pero lo que hace que acceder a su verdadero poder sea más difícil es el hecho de haber construido cuidadosamente una piedra angular de separación dentro de la especie humana, a un nivel celular. Muy pocos realmente sienten una verdadera unicidad a un nivel físico profundo. De hecho, la mayoría siente algo muy distinto, vergüenza; y ella está almacenada a nivel celular.



LA VERGÜENZA


La personalidad inicialmente sirvió como los "ojos y los oídos" del ESPÍRITU sobre este planeta; pero hace muchísimo tiempo, cuando decidieron jugar el juego de la separación, la personalidad asumió una identidad separada de la del ESPÍRITU y ustedes conformaron un ego externo para asumir el papel del ESPÍRITU y determinar qué era real y qué hacer al respecto. Para mantener al ego externo inconsciente respecto al hecho de la separación del ESPÍRITU (lo que se denomina la "caída del hombre" depositaron una energía muy particular en la estructura genética de la especie humana. Esta vibración se siente ligeramente distinta para cada persona: algunos se sienten como si fueran los "ángeles caídos", otros se sienten como si en cualquier momento los fueran a pillar cometiendo una terrible ofensa y otros, como si estuvieran sucios y embarrados. La gente hará grandes esfuerzos para evitar estos sentimientos de no ser merecedor. Intenten observar algunos de los acontecimientos de sus vidas desde esta perspectiva. ¿Ven lo que les quiero decir?


La compensación por la vergüenza se demuestra de muchas maneras distintas: elitismo o competencia, por ejemplo. Cuando uno se siente separado de los demás y, ni siquiera está seguro de que existe algo llamado ESPÍRITU, es inevitable que el ego-externo busque seguridad tratando de ubicarse lo más alto posible en la escala, en comparación con los demás. La razón por la cual las noticias de TV se centran en la muerte, en la ruina y en el desastre es la de permitirle a la gente sentir que alguien, en algún lugar, la está pasando peor que uno mismo y que uno esté temporalmente un poco más protegido porque sencillamente no le tocó hoy. Sintiéndose cercenada del ESPÍRITU, la personalidad ve a la vida casi como un castigo, en vez de un regalo, o de una oportunidad para expresarse, con lo cual la expresión "sentencia de muerte" (N. De los T: En inglés se dice "Cadena Perpetua" o "life sentence" adquiere todo su real significado.

Lo importante a saber acerca de esta vergüenza, es que uno la hereda en sus genes. En el Planeta Tierra esto ya viene como parte del programa pero está tan enraizada como parte del cuerpo físico que jamás nos ponemos a examinarla cómo lo que es: una condición de estar encarnado. Y cada vez que alguien dice algo como esto: "Deberías sentirte avergonzado de ti mismo", el cuchillo se remueve en la herida, porque a un nivel muy profundo, uno está de acuerdo con ello.

Por supuesto, todos dispusimos que el juego de la separación fuera de esta manera. No era posible sencillamente ponerse a simular que estábamos separados del ESPÍRITU. Había que volverlo muy real para que el juego funcionara y hemos encontrado que la vergüenza ¡funciona muy bien, de hecho! La vergüenza reside en el centro de cada célula del cuerpo físico de uno. Normalmente al morir, podemos dejar esta vergüenza detrás de nosotros, en las células, pero para poder ascender con el cuerpo, esta energía debe ser liberada de sus células.



LA LIBERACIÓN CELULAR


Muchos Trabajadores de la Luz están iluminando un sendero para que los demás logren hacerlo. En casos extremos, pueden encontrarse que repentinamente están siendo forzados a una posición de impotencia. Esto puede causar una rápida y masiva liberación de la vergüenza de sus células hacia sus campos, desde donde puede ser limpiada.

No todo mundo tomará la decisión de hacer esto y muchos escogerán una liberación más suave y a más largo plazo. De cualquier manera, es bueno que sepas que cuando sientas vergüenza de cualquier tipo, no se trata de ti sino de otra energía que debes liberar de tus campos. Intenten que la vergüenza no permanezca como parte de sus identidades ni se sientan culpables de ser ustedes. Como Trabajadores de la Luz, se encuentran transmutando la vergüenza inherente de la especie humana en una expresión más elevada de unicidad y de servicio con el ESPÍRITU.

Bajo la guía del ESPÍRITU, la energía de la vergüenza está siendo liberada desde sus células hacia sus campos. Y tal y como está sucediendo, uno la siente como si fuera una experiencia de primer plano en vez de una condición inherente del ser humano. Y la manera de lidiarla, consiste en pasar a través de ella. Evitarla o suprimirla equivale a decirse que sí es verdad y que somos impotentes para hacer algo al respecto. Sencillamente mírenla de frente como algo heredado en las células y proveniente de algo impreso por la cultura; y no como parte de su identidad.

A medida que vayan quemando la vergüenza liberada de las células en sus campos, lo irán sintiendo. Permitan que esto suceda, a sabiendas de que no son ustedes, sino algo que vinieron a lidiar en este planeta. Si se sienten solos e impotentes, traten de hallar otro grupo de Trabajadores de la Luz, algunos de los cuales también estarán en medio de este proceso. No teman aceptar sus ayudas. Los días del individualismo a ultranza se han ido. Nos hemos movido hacia una era de co-creación y es importante dejarlo que suceda. Los Trabajadores de la Luz están cumpliendo su misión en este planeta pero, hasta ahora, pudieron haber estado trabajando en solitario. Pero ahora se les llama, en vivo, para que trabajen junto con otros Trabajadores de la Luz en la co-creación del siguiente nivel de la evolución de la especie humana, a medida que los antiguos patrones basados en la separación están siendo extraídos de la herencia genética de la especie humana. Ustedes no pueden hacerlo solos.

Otra manera de darse apoyo cuando la vergüenza aflore, consiste en sentir el verdadero poder de uno. Pídanle al ESPÍRITU "una capacidad cada vez mayor para hacer lo que sea necesario". En segunda instancia, invoquen a los ángeles de la Fuerza Destructora para que centrifuguen la energía fuera de sus campos, y a San Germain para que le aplique la llama violeta a sus campos. Después de unos pocos segundos o minutos, ustedes se van a sentir más calmados y, de una manera sutil, más poderosos. Permitan que este nuevo sentimiento de poder fluya a través de sus cuerpos y visualicen cómo inunda y llena el vacío que quedó en sus células al irse la vergüenza.



CONTROL


Otra parte del mito del poder es la ilusión de control. Cualquier control que uno crea tener sobre su vida pertenece al ESPÍRITU. Cuando las cosas funcionan es que el yo-espíritu está trabajando a través de sus campos. Y cuando las cosas salen mal, es aún que el yo-espíritu está trabajando a través de sus campos, tratando de atraer la atención consciente de sus personalidades o de poner al tanto de algo a la personalidad. Si las cosas no están resultando de acuerdo con su plan, examinen sus cuadros de realidad en busca de señales de limitación o de control. El tratar de controlar y de manipular los acontecimientos, de acuerdo con las ideas de la personalidad respecto a cómo deberían ser las cosas, es una actividad infructuosa y podría conducirlos a la desilusión, a la frustración y a la ira. Así pues, ¿qué pueden hacer?

Cuando se alinean con la intención del ESPÍRITU respecto a sus funciones, se convierten en una fuerza que no puede ser detenida debido a que van ahora con el flujo del Universo. Eso nos trae la vieja pregunta: "¿Cómo sé cuál es la intención del ESPÍRITU?" Una respuesta es la siguiente: "Cualquier cosa que te haga cantar el corazón". Ariel nos ofrece una prueba de tres partes para decidir: "¿Te trae dicha? ¿Es divertido? ¿Sirve a los propósitos de la Luz?" Si las tres son ciertas, entonces están siguiendo al ESPÍRITU. Si una o dos no lo son, entonces su curso de acción podría no estar alineado con el ESPÍRITU.

Si se hacen estas tres preguntas respecto a sus trabajos, por ejemplo, y obtienen un "no" para todas tres, entonces piensen seriamente en cambiar de trabajo, o inclusive de carrera, porque ustedes no se están conectando con su poder verdadero. Ir en contra de la corriente es un trabajo duro pero fluir con la corriente carece relativamente de esfuerzo y es mucho más divertido. Las cosas casan en vez de desmoronarse; y la gente aparece en sus vidas para ayudar en vez de estorbar.

Así pues, el control es una ilusión: el fluir del ESPÍRITU es la realidad. Todo lo que eres, y lo que tienes, es el resultado del yo-espíritu disponiendo las cosas. Lo que pueden hacer a nivel de la personalidad es estar consciente de ello y agregarle sus datos a la línea de producción de la "fábrica de la realidad". ¡Serán escuchados!



EL VERDADERO PODER


Superficialmente, la vergüenza y la carencia de control parecen tener poco que ver con el poder. Pero están ligados porque ejercer control y poder sobre los demás es una respuesta directa a la vergüenza, a nivel celular, y un intento de suprimirla. Ustedes colocaron a la vergüenza allí para impedir que pudieran sentir su verdadero poder. Por lo tanto, el verdadero poder es a la vez el medio para lidiar con la vergüenza y el resultado final de liberarla.

El verdadero poder es un "estado de ser", no uno de hacer. Hacer el poder es la manera antigua; ser el poder es expresar al ESPÍRITU. Ahora eso no quiere decir que deban sentarse en una alfombra a irradiar energía por el resto de sus vidas. Pueden actuar, con la diferencia de que ahora provendrán de ese lugar interno, calmado y sereno, que sabe que es una fuerza inmensa e ilimitada que trabaja armónicamente con Todo Lo Que Es.

Justamente de la misma manera en que el "Tao acerca del cual se pueda hablar, no es el Tao", el poder que debe actuar, no es el verdadero poder. El verdadero poder es fuerte y a la vez humilde, porque conoce su fortaleza. La fuerza significa caminar sin miedo porque temerle a cualquier cosa niega la habilidad de uno para crear su propia realidad. Caminen rodeados de seguridad porque ya no hay extraños y porque están en armonía con la Naturaleza y con todas sus criaturas.

En medio del poder verdadero, amen libremente porque no le temen ni al rechazo ni al dolor. Den a partir de sí mismos porque saben que el rechazo es una señal de la inhabilidad de los demás para recibir lo que ustedes son. Ya no compiten con los demás porque la competencia implica vergüenza y niega la maestría de ambos. Y saben que en última instancia están compitiendo contra sí mismos. El poder verdadero coopera sin egoísmo, a sabiendas de que nadie puede aprovecharse de él. Perdona incondicionalmente porque uno fluye sin esfuerzo a través de la vida y porque reconoce su papel en co-crear cada acontecimiento de su vida. No le echan la culpa a nadie, ni siquiera a sí mismos, porque están siguiendo al ESPÍRITU en todo momento. No juzgan a nadie ni a nada porque saben que el juzgar se basa en la vergüenza. En cambio, miran al ESPÍRITU para saber lo que es verdadero en el momento. Y a partir de esta perspectiva, lo ven todo como el ESPÍRITU, expresándose y trabajando a través de las personalidades. Puede que no vean la perfección en la expresión de los demás pero si sabrán que no son los jueces de ellos y, por ende, les dan el campo que ellos necesitan, sin enredarse en sus expresiones.

Si el sufrimiento llega a sus vidas, no lo eviten sino que experiméntenlo y háganle honor a su creatividad por haberlo manifestado.

El sello más grandioso de la persona verdaderamente poderosa es la habilidad de compartirse a sí misma con los demás, dejando que el amor del ESPÍRITU fluya sin restricción hacia los demás. Tal y como ya lo hemos visto, el amor no es algo que uno haga sino algo que uno permite que sea. Y el amor es algo que sólo se sucede cuando uno permite su propio poder. Veo a muchos Trabajadores de la Luz escondiéndose bajo una falsa humildad o modestia, a medida que tratan de manipularse a sí mismos para aparentar ser "primorosamente primorosos". Por favor, no se convenzan a ustedes mismos para abandonar su poder. Muchos creen que el precio de pertenecer al movimiento de la llamada Nueva Era es el abandono de cualquier poder, incluyendo su verdadero poder. Ellos no podrían estar más equivocados. A partir de su primer empujón agresivo para llegar al mundo del plano físico al nacer, están aquí para servir al planeta y a su población autóctona. No pueden hacerlo lloriqueando en un rincón. Son el Espíritu encarnado y llegaron aquí con una misión. Así pues, dejen que su verdadero poder emerja y sean quienes en verdad son. Cualquier acción que a partir de ahí les interese emprender estará basada en su verdadero poder y en el estado de "ser" de la magnificencia inmensa de ustedes.

Esto no quiere decir que ya no vuelvan a ser dóciles y gentiles, aunque algunas veces podría ser así. Quiere decir que si actúan, será a partir del amor, de la compasión, de un estado libre de miedo y, así, harán cualquier cosa que se sienta correcta para ese momento. Algunas veces, actuarán solos y otras veces co-crearán con otros maestros en medio de su poder. Están ingresando a unos tiempos de gloriosa expresividad; y todas sus partes son merecedoras de tal expresividad.

Los saludo por haber emprendido esta vida y cierro este capítulo recordándoles cuán poderoso ser son en realidad y que, en concierto con otros Trabajadores de la Luz, ustedes pueden co-crear milagros.



http://acuares.blogspot.com.es/2011/10/manual-para-la-ascension-por-el-maestro.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario.