martes, 10 de enero de 2017

EL PODER DE LA INTENCIÓN CAPITULO 10


CAPÍTULO 10. 

ES MI INTENCIÓN SENTIR QUE HE TRIUNFADO Y ATRAER LA ABUNDANCIA A MI VIDA:

Uno de mis secretos para sentir que he triunfado y para atraer la abundancia a mi vida consiste en un axioma interior que utilizo: cambia tu forma de ver las cosas y cambiarán las cosas que ves. Siempre me ha funcionado.

Tu intención de sentir que triunfas y experimentas la prosperidad y la abundancia depende de la opinión que tengas de ti mismo, del universo y, por encima de todo, del campo de la intención del que proceden el éxito y la abundancia.



¿CÓMO VES LA VIDA?

Tu forma de ver la vida es sobre todo un barómetro de tus expectativas, basadas en lo que te han enseñado que vales y lo que eres capaz de lograr. La manera de intentar cambiar la forma de ver las cosas consiste en mirar fijamente algo en lo que quizá no te habías fijado antes.



¿CÓMO VE LA VIDA EL CAMPO UNIVERSAL Y OMNICREADOR DE LA INTENCIÓN?

La Fuente creadora da continuamente y ofrece un suministro infinito. Solo sabe dar en abundancia y te responderá con un flujo de dinero si tu intención es la siguiente: “Tengo suficiente dinero, y permito que fluya hacia mí aquello de lo que ya tengo suficiente”. Deja a un lado el concepto de escasez, porque Dios no sabe nada de esas cosas, y no te permitas ni un solo momento de duda.



EL ARTE DE PERMITIR:

Permitir la entrada de esta Fuente que todo lo da significa tomar conciencia de la resistencia que quizá estés oponiendo a la abundancia que se suministra continuamente. El arte de permitir se ve obstaculizado por la costumbre de rechazar. Deja de activar los pensamientos de rechazo hoy mismo, puedes hacerlo afirmando: “Siento que he triunfado, y tengo intención de sentir la abundancia que está aquí y ahora” repite estas palabras hasta que sea tu forma habitual de pensar y habrás dado los pasos para eliminar tu resistencia a permitir.

Cuando pones en práctica el permitir y vivir la fe de la menor resistencia, el éxito ya no es algo que tu eliges, es algo que eres.



LA ABUNDANCIA, EL DESAPEGO Y TUS SENTIMIENTOS.

Si bien es fundamental que mantengas una sólida concordancia de vibraciones con la abundancia omnicreadora de la intención, no es menos fundamental que sepas que no puedes aferrarte ni poseer la abundancia con la que te toparás, por eso debes evitar a toda costa sentirte apegado a ellas.

El apego es consiste en aferrarte a lo que te llega en lugar de permitir que se mueva a través de ti, detienes el flujo. Debes mantenerlo en circulación, sabiendo en todo momento que nada puede impedir que llegue a tu vida, salvo cualquier tipo de resistencia que le opongas. Tus sentimientos y emociones son barómetros prodigiosos para detectar la resistencia y evaluar tu capacidad para experimentar el éxito y la abundancia.



Presta atención a tus sentimientos. Tus sentimientos indican cómo atraes la energía necesaria para cumplir tu deseo. La pasión, pura dicha, reverencia, optimismo total, confianza sin reservas e incluso iluminación, por ejemplo, atraen una fuerza de tracción extraordinaria de la Fuente universal. La desesperación, angustia, culpa, odio, miedo, vergüenza e ira te envían el mensaje de que quieres triunfar pero no lo crees posible. En cuanto a la abundancia, uno de los métodos más eficaces para aumentar esa fuerza de tracción de la intención consiste en dejar de centrarse en el dinero y dedicarse a establecer amistades, seguridad, felicidad, salud y alta energía. Y así fluirán hacia a ti los medios para adquirirlas, y cuanto más rápido se irradie la energía vibratoria que rodea la abundancia, más dinero aparecerá.



HACER DE TU INTENCIÓN TU REALIDAD.

Diez pasos para sentirse triunfante y atraer la abundancia a tu vida:

1. Considera el mundo un lugar abundante, dadivoso y cordial. Si cambias tu forma de ver las cosas, cambian las cosas que ves.

2. Afirma. Atraigo el éxito y la abundancia a mi vida porque eso es lo que yo soy. Esto te pone en armonía vibratoria con tu Fuente.

3. Mantén una actitud de permiso. Permitir significa un alineamiento perfecto.

4. Utiliza los momentos presentes para activar pensamientos que estén en armonía con las siete caras de la intención. Di: “Quiero sentirme bien” el deseo de sentirse bien es sinónimo de sentir a Dios, y Dios es bueno y todo lo creado por Dios es bueno.

5. Empieza a realizar actos que apoyen tus sentimientos de abundancia y éxito. Obra con esas emociones apasionadas como si al abundancia y el éxito que deseas ya fueran realidad (habla con tono apasionado, contesta ala teléfono con inspiración, lee libros que se te presentan como por arte de magia, presta atención a las conversaciones que parecen una llamada a algo nuevo)

6. Recuerda que tu prosperidad y tu éxito reportarán beneficios a otros y que no porque tú hayas optado por la abundancia habrá quienes tengan carencias.

7. Observa tus emociones para que te sirvan de guía en la conexión con la mente universal de la intención.

8. Reparte la abundancia que te llega con la misma generosidad con que inunda el campo de la intención. Cuanto más practiques el desapego, más permanecerás en armonía vibratoria con la Fuente de la intención.

9. dedica el tiempo necesario a meditar sobre el Espíritu interior como origen de tu éxito y abundancia.

10. Adopta una actitud de gratitud por todo lo que se manifiesta en tu vida.

La energía que crea mundos y universos está en tu interior. Funciona mediante la atracción y la energía. Todo vibra, todo tiene una frecuencia vibratoria. Como dice san Pablo: “Dios puede proporcionarte toda clase de bendiciones en abundancia” Sintoniza con la frecuencia de Dios y lo comprobarás.



Wayne Dyer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario.