jueves, 12 de enero de 2017

EL PODER DE LA INTENCIÓN CAPITULO 12


CAPÍTULO 12. 

ES MI INTENCIÓN ATRAER A LAS PERSONAS IDEALES Y LAS RELACIONES DIVINAS:

En el momento que te comprometes definitivamente a formar parte de la fuerza de la intención, “también da un paso la Providencia”, y se te presenta un ayuda imprevista. Aparecerán las personas idóneas para ayudarte en todos los aspectos de la vida: en tu carrera, a crear el hogar perfecto, a solucionar los aspectos económicos… y te encuentra tu alma gemela.



ELIMINAR LA RESISTENCIA CON EL PERMISO:

Lo que hace falta para que se presenten ante ti las personas idóneas es que estés dispuesto y preparado para recibirlas. Si estás completamente dispuesto, empezarás a ver a las personas no solo como cuerpos con almas, sino como seres espirituales envueltos en un cuerpo único.

Dar lo que quieres atraer. Debes ser aquello que deseas. Cuando eres lo que deseas, lo atraes irradiándolo.

Atraer parejas espirituales. El amor solo se puede atraer y devolver con amor. El mejor consejo para atraer y mantener parejas espirituales consiste en ser aquello que estás buscando (Parejas espirituales significa que la energía que os mantiene juntos está en estrecha armonía con la energía de la Fuente de la intención). Lo que no nos permite ser felices es porque nosotros lo rechazamos

Ya has conectado con quienes deseas en tu vida; actúa en consecuencia. Compartes la energía de la Fuente, y por consiguiente, debes empezar a pensar y actuar de una forma que refleje que tienes consciencia de este principio. Si no existe diferencia alguna entre la otra persona y tú, no la podrás hacer daño sin hacerte daño a ti mismo, ni puedes ayudar a otra persona sin ayudarte a ti mismo. Tú eres amor, emanaste del puro amor y estás conectado a la Fuente del amor en todo momento, piensa así, siente así y dentro de poco actuarás así. Y todo cuanto pienses, sientas y hagas te será correspondido de la misma manera.

Todo se desarrolla según el orden divino. Aparecerán cuantas personas necesitas para ese viaje que has emprendido y que serán perfectas en todos los sentidos para las necesidades que tengas. Además llegarán en el momento adecuado. Confía en esa fuerza vital invisible i en la mente omnicreadora que dispone la vida de todo.

Unas palabras sobre la paciencia. La paciencia infinita da resultados inmediatos. Ser infinitamente paciente significa saber sin lugar a dudas que te encuentras en armonía vibratoria con la fuerza omnicreadora que dispuso que llegaras aquí. En realidad colaboras en la creación de tu vida. Sabes que aparecerán las personas idóneas según un programa de orden divino. La creación desvela sus secretos poco a poco, no según tus planes. Con una paciencia infinita conseguirás una profunda sensación de paz, sentirás el amor del proceso de la creación. Debes mantener una actitud de reverencia, respeto y agradecimiento absolutos cada vez que aparezca misteriosamente la persona idónea en tu espacio vital inmediato.



HACER DE TU INTENCIÓN TU REALIDAD:


Diez pasos para poner en práctica la intención de este capítulo:

1. No te dediques a esperar, desear, rezar y rogar para que aparezcan en tu vida la persona o las personas idóneas. Tienes poder par atraerlas, siempre y cuando seas capaz de abandonar l energía impulsada por el ego y corresponderte con la Fuente de la intención.

2. Conceptualiza tu conexión invisible con las personas que te gustaría atraer en tu vida. Ten la convicción interna de que esa fuerza de la intención os conecta.

3. Hazte una imagen mental del encuentro con las personas que te gustaría que te ayudaran o que tuvieran un a relación contigo. Visualízalos, pero no olvides que se trata de un ejercicio privado, algo entre Dios y tú.

4. Actúa según esa imagen interior. Considera lo que quizá te parezcan extrañas coincidencias que rodean tus deseos mensajes de la Fuente y actúa inmediatamente.

5. Sigue el camino de la mínima resistencia. No tengas pensamientos de resistencia a que tus deseos se pongan de manifiesto.

6. Practica ser la clase de persona a la que deseas atraer. Si quieres que te amen incondicionalmente practica el amor incondicional, si deseas ayuda presta ayuda, si quieres recibir generosidad, sé tan generoso como puedas y con la mayor frecuencia posible. Atraerás la fuerza de la intención.

7. Distánciate del resultado y practica la paciencia infinita. Este es el paso crucial de la fe. Crea el saber interior y deja que la mente universal de la intención se encargue de los detalles.

8. Practica la meditación, sobre todo el japa, para atraer a las personas ideales y las relaciones divinas. Repite el sonido que es en el nombre de Dios como un mantra, viendo literal y mentalmente la energía que irradias, atrayendo a tu vida a las personas que deseas.

9. Considera que cuantas personas han desempeñado un papel en tu vida te han sido enviadas para tu provecho. En tu vida personal, todo y todos tenían que estar allí cuando estuvieron.

10. Mantente, como siempre, en un estado de eterna gratitud. Agradece incluso la presencia de quienes hayan podido causarte dolor y sufrimiento. Todos tenían algo que enseñarte.

Nuestro estado natural de ser es una relación en el que nos influimos mutuamente. Al igual que las partículas subatómicas de las que estamos compuestos no se pueden separar del espacio y las partículas que las rodean, tampoco se pueden aislar los seres humanos. Mediante la relación con los demás, utilizando la fuerza de la intención, podemos irradiar toda la energía necesaria para atraer lo que deseamos.



Wayne Dyer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario.