martes, 17 de enero de 2017

EL PODER DE LA INTENCIÓN CAPITULO 14


CAPITULO 14. 

ES MI INTENCIÓN VALORAR Y EXPRESAR EL GENIO QUE SOY.

El genio es un potencial que vive en interior de todo ser humano, en el transcurso de la vida se tienen muchos momentos de genialidad. Son esas ocasiones en las que se te ocurre una idea brillante que pones en práctica aún a sabiendas de que solo tú eres consciente de lo fantástica que es. Las casualidades de la creatividad y el genio están en tu interior, esperando a que tomes la decisión de corresponderte con el poder de la intención.



CAMBIAR TU NIVEL DE ENERGÍA PARA TENER ACCESO AL GENIO QUE EXISTE EN TU INTERIOR:

El genio es por definición un modo de consciencia caracterizado por la capacidad para alcanzar pautas atrayentes de la energía más alta. Es una expresión de lo divino.

El ego y el genio se excluyen mutuamente, cuando te liberas de los pensamientos dominados por el ego (que te convence de que estás haciendo y consiguiendo por ti mismo cosas increíbles), te enchufas a la fuerza de la intención. Ahí es donde reside el genio que realmente eres.

El genio puede demostrarse de tantas maneras como seres humanos existen.



EXPANDIR TU REALIDAD:

Para expandir tu realidad y corresponderte con la expansividad del campo omnicreador de la intención tienes que despojarte de tus hábitos de pensamiento, los cuales te han encasillado hasta el extremo de que permites que te cuelguen etiquetas que te definen en muchos sentidos.

Céntrate en ti mismo de manera que permitas la expansión de las infinitas posibilidades para las que tienes potencial. Expande tu realidad hasta el punto de dedicarte a lo que te gusta hacer y destacar en ello, adéntrate en los niveles de alta energía de la confianza, el optimismo, la valoración, la reverencia, la alegría y el amor. Esto significa amor por lo que estás haciendo, por ti mismo y por tu genio, que te permite sumergirte en cualquier actividad y disfrutar del proceso de experimentarla plenamente.

Confiar en tus intuiciones. Disipar las dudas sobre esos destellos de intuición te permitirá expresar tus ideas y comenzar el proceso de ponerlas en práctica. Tus intuiciones tienen inspiración divina, tu mente creativa es la forma de vibrar armoniosamente de tu ser superior con el campo de la intención, que crea continuamente. Tus impulsos creativos son reales, vitales, valiosos y ansían ser expresados.

Valorar el genio de los demás. Valorar el genio de los demás atrae altos niveles de energía competente. Al ver y reconocer el genio creativo, abres una vía en tu interior para recibir la energía creativa del campo de la intención. Hasta que no reconozcamos nuestro genio interior, tendremos grandes dificultades par reconocer el de los demás.

El genio y la sencillez. El genio que hay en ti no anda en busca de la aprobación de los demás, sino de un espacio tranquilo en el que dar fruto. Simplifica tu vida lo más posible, el genio se desarrolla en un entorno contemplativo. La sencillez establece un vínculo con la fuerza de la intención, y tu genio prosperará.



HACER DE TU INTENCIÓN TU REALIDAD:


Diez pasos para valorar y expresar el genio que existe en ti:

1. Declara que eres un genio. Entre tu Creador y tú.

2. Toma la decisión de prestar más atención a tus intuiciones interiores, por pequeñas e insignificantes que las hayas considerado anteriormente. Esos pensamientos, son tu conexión privada con el campo de la intención.

3. Toma medidas constructivas para poner en práctica tus tendencias intuitivas. Cualquier paso que des, supone un paso hacia la realización del genio que habita en ti.

4. Comprende que todos y cada uno de los pensamientos que tienes sobre tus destrezas, tus intereses y preferencias son válidos. Guarda tus pensamientos en secreto, di para tus adentros que es algo entre Dios y tú.

5. Recuerda que encontrarás y transmitirás a los demás tu genio alineándote con la energía espiritual. Confía en ti mismo como parte de Dios, y tu genio se desarrollará.

6. Practica la humildad radical. No te enorgullezcas de tu talento, tu capacidad intelectual, tus aptitudes ni tus habilidades. Mantén respeto y perplejidad.

7. Elimina la resistencia a hacer realidad tu genio. Observa tus pensamientos que expresan tu incapacidad para considerarte un genio, los cuales no te permiten la armonía de vibraciones con el campo de la intención.

8. Busca el genio en los demás. Háblales a los demás de su genio, elógialos con sinceridad, de este modo irradias energía amante, bondadosa, abundante y creativa. En un universo que funciona con la energía y la atracción, verás que se te devuelven esas cualidades.

9. Simplifica tu vida. Aparta de tu vida las complicaciones, las normas, los “debería”, los “tengo que”, los “debo”, y demás. Abrirás una vía para que aflore el genio que hay en tu interior. Dedica unos veinte minutos al día a meditar en silencio.

10. Sé humilde y mantente en un estado de gratitud. Agradece a la Fuente de la intención que te proporcione la fuerza vital para expresar el genio que habita dentro de ti. La gratitud es un espacio sagrado en el que permites y sabes que siempre esta funcionando una fuerza más poderosa que tu ego a la que tienes acceso.

“Creer en tus propios pensamientos, creer que lo que es verdadero para ti en tu corazón también lo es para todos los demás… eso es el genio. Toma conciencia de esto y aplícalo a tu vida. Thomas Edison dijo: “El genio consiste en uno por ciento de inspiración, y el restante 99% de traspiración. ¿Ya estás sudando?


Wayne Dyer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario.