martes, 31 de enero de 2017

La Joya que satisface todos los deseos


El título de éste artículo es verdaderamente tentador ¿no lo creen?, basta con preguntarnos ¿Qué significa eso de la Joya que satisface todos los deseos?, en realidad es una manera de visualizar algo muy valioso, y que puede ser  una joya costosa, preciosa, que por si fuera poco satisface todos los deseos.

La compasión personificada en el Dalai Lama

Inicialmente la mencionan cuando describen la práctica de Chenrezi o Avalokiteshvara, que es el Budha de la Compasión, se afirma en el Budhismo Tibetano que la reencarnación de éste budha se manifiesta en el Dalai Lama, y en realidad hace sentido, si han tenido la oportunidad de conocerlo, en las ocasiones que ha visitado sus países es la clara y cálida representación de la compasión, la no dualidad, la trascendencia de los conceptos y el amor a todos los seres deseando que se liberen de todos sus sufrimientos, si,  ese es el Dalai Lama.




Pero ¿Qué tiene que ver con la joya que satisface todos los deseos?, bueno pues es que en su representación iconográfica, el Budha de la compasión tiene sus manos en la forma de plegaria y dentro de ellas resguarda o sostiene la joya que satisface todos los deseos.

¿Cómo es ésta joya?


¿Cómo es ésta joya? No lo sabemos en realidad depende de cómo la visualice cada persona, que es lo que cada quien considera que es lo que satisface todos sus deseos.

Ahora es importante resaltar que el deseo por sí mismo no es algo muy sano, sobre todo si nos lleva al apego, a la avaricia, a la envidia o a la ambición, en realidad se refiere a los logros espirituales más elevados, la paz, ecuanimidad, paciencia, esfuerzo gozoso y la liberación última de nuestro sufrimiento.

Existe un verso que dice: “Con la determinación de alcanzar el objetivo supremo de beneficio de todos los seres el cual supera la joya que otorga deseos, aprenderé a quererlos en todas las ocasiones”



El verso es bastante lindo y claro, nos dice que cuidar de los seres cercanos, lejanos, conocidos y neutros es tan o más valioso que poseer la joya que satisface todos los deseos, eso es verdad, si tomamos en cuenta que la generosidad y el ser de ayuda a los demás nos lleva a la paz y liberación de nuestras aflicciones mentales, es más valioso que tener mucha riqueza y vivir atormentados por lo que ésta deriva si nos vinculamos de manera equivocada, como perder nuestra riqueza y no poder dormir por esa preocupación.

Retribución positiva de nuestras acciones

El cuidar a todos los seres nos da muchas más satisfacciones que las cosas materiales y de acuerdo a la ley de la causa y efecto la retribución futura de éstas es la prosperidad económica, física y espiritual…no algo simplemente material.

Cuando se afirma que apreciaremos a todos los seres en todas las ocasiones, nos referimos a que las personas no tienen identidad intrínseca, nosotros tampoco así que parte de una buena práctica espiritual y emocional es entender que como nosotros las demás personas transitan por una gran cantidad de problemas y estados de ánimo y debemos de comprenderlos y quererlos tal cual, de hecho a  nosotros nos pasa igual, no siempre estamos contentos, tristes y enojados y si nuestro alrededor nos apreciará sólo cuando estamos contentos pues sería un afecto bastante doloroso, incompleto y parcial.

Así es como el querer, respetar, entender y ser compasivos con los seres que nos rodean es más valioso que poseer la joya que satisface todos los deseos.

Búsqueda equivocada de la felicidad

Es verdad que es una práctica  difícil  si nuestro reto es amar a alguien que nos daño gravemente, pero podemos empezar visualizándolo y entendiendo que él o ella transita como todos por situaciones difíciles y que es éste impulso el que lo lleva a dañar, a veces en una búsqueda equivocada de la felicidad, así que seamos comprensivos y aspiremos a que esa persona se libere de lo que le genera sufrimiento y le impulsa a dañar a alguien más.



Al principio la intención parecerá falsa y hasta hipócrita, pero reflexionando y meditando una y otra vez terminamos por comprender que no es la naturaleza de esa persona lo que la impulsa  sino son sus aflicciones y preocupaciones las que la conducen a actuar de manera no constructiva
Una analogía famosa en los textos tibetanos nos invita a imaginar a una persona muy enojada con un palo para golpear a alguien, en éste caso al palo se le concibe como la aflicción, por ejemplo el enojo, no es la naturaleza de la persona la que actúa es la aflicción que considera como eficaz para resolver una situación aunque de manera última le genera más problemas.

Incomodidades físicas y emocionales

Por ejemplo, tener como resultado el remordimiento, el miedo, el arrepentimiento, la tristeza o más enojo, no es una situación agradable, así que porqué nos enojamos con alguien que nos daña si en el fondo está transitando por incomodidades físicas y emocionales, debe crecer en nosotros un profundo sentido de entendimiento, comprensión y compasión, y la aspiración de que pronto se libere de ese estado aflictivo generador de mucho sufrimiento.

Así es como a grandes rasgos, el ayudar y apreciar a todos los seres será siempre más valioso y redituable que poseer  la joya que satisface todos los deseos, de hecho el resultado de cuidar de los otros es superior a toda la riqueza material que logremos acumular. No nos olvidemos de los demás ya que la retribución kármica es positiva y generadora de gran mérito, recuerden que nada es diferente a su naturaleza así que si hacemos el bien no puede llegar a nosotros otra cosa que el bien. Es sin duda una buena inversión de nuestra energía para cosechar bienestar genuino, paz y felicidad.


AUTOR: Pilar Vázquez

http://hermandadblanca.org/la-joya-satisface-todos-los-deseos/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario.