viernes, 24 de marzo de 2017

Estos 5 sintomas indican que tu tercer ojo se está abriendo


Desde la antigüedad, el tercer ojo ha sido venerado por todo tipo de culturas. Hoy en día, lo conocemos como la glándula pineal, pero todavía se le llama el tercer ojo en el ámbito espiritual. Es visto como un signo espiritual que representa nuestra capacidad de conquistar todo tipo de desafíos en la vida cotidiana, aprovechando nuestra sabiduría interior.




En la mayoría de las tradiciones orientales, el tercer ojo es una cosa que cualquiera puede percibir y obviamente sentir, si tiene un fuerte sentido de sí mismo y atención plena. A eso se refieren con la conexión entre cuerpo y espíritu. Cuando meditamos y ejercitamos con consistencia, el tercer ojo se abre y su guía interior se hace más fuerte. 


A continuación, te damos una pista de las 5 señales que indican que tu tercer ojo se está abriendo:


1. Sensación de presión entre los ojos



Generalmente, cuando el tercer ojo comienza a manifestarse en un nivel mucho más profundo, hay una conciencia relacionada con la sensación entre las cejas. Podría parecer como si alguien nos estuviera tocando ligeramente en ese momento, o podrías sentir una difusión de calor. A veces esta sensación podía aparecer desde la nada, como si fuera una señal que nos hiciera retroceder en estado de ánimo espiritual.



2. Intuición en aumento



Entre las señales más obvias de apertura del tercer ojo está el aumento en la previsión o la intuición que comenzamos a experimentar. La intuición es la capacidad de saber que algo podría suceder antes de que lo haga, o saber que algo está bien o mal debido a un sentimiento. A menudo viene y se va sin notificación. Sin embargo, con el tiempo, este sentimiento podría ser más fuerte, y convertirse en un proceso de guía en nuestra vida cotidiana.


3. Sensibilidad a la luz




Con el tercer ojo abierto, podríamos encontrarnos un poco más sensibles a la luz y ver colores más brillantes. Los colores vivos y nuestra conciencia de la luz pueden comenzar sutilmente. No siempre son instantáneamente evidentes o abrumadores. Sin embargo, la sensibilidad a la luz a menudo trae una mayor conciencia de lo que está sucediendo a nuestro alrededor. Al enfocar profundamente el tercer ojo, pueden aparecer luces.



4. Sentido de cambio gradual y continuo




Lo más importante para fomentar un tercer ojo saludable es cambiar constantemente nuestra perspectiva de la vida y personalidad. Como resultado obtendremos cambios beneficiosos porque queremos, y tal vez incluso anhelamos. Por lo general podemos notarlo en la forma en que tratamos a los demás. Podemos ser más tolerantes y menos egoístas.



5. Dolor de cabeza recurrente




Se trata de una presión causada por el dolor de cabeza más fuerte que la presión anteriormente mencionada que ocurre entre las cejas. A veces, esa presión puede comenzar a doler un poco. Considéralo un poco de sobrecarga de energía. Sal al aire libre y haz algo que te gusta, como meditar o caminar. La presión en la cabeza es un signo real de la apertura del ojo espiritual, en particular en el centro de la frente. Es una indicación de que la glándula pineal se está desarrollando enérgicamente.




Ejercicios para Activar la Glandula Pineal 








Ismael

1 comentario:

Muchas gracias por tu comentario.