viernes, 14 de octubre de 2016

“La meditación”


“La meditación puede ser comparada con la masticación de los alimentos. 

Cuando ponemos alimento en nuestra boca y lo masticamos, las glándulas salivares trabajan y absorbemos a través de la lengua las energías más sutiles.

La meditación es también una especie de masticación, una masticación de los pensamientos por la que absorbemos las quintaesencias del mundo espiritual para convertirlos en el alimento de nuestros cuerpos espirituales.

Meditad pues sobre la sabiduría, esta luz que os protege, que os conduce y os da acceso al mundo divino. 

Meditad sobre el amor como fuente de alegría, de riqueza y de belleza para todos. 


Meditad sobre la verdad que os conduce a la libertad…”

 Omraam Mikhaël Aïvanhov.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario.