martes, 20 de septiembre de 2016

EL AMOR A LO DESCONOCIDO


La persona necesita tener todo bajo control. Necesita asegurar su futuro porque le teme. Necesita de la jubilación por miedo a la carencia. Necesita encontrar un compañero o compañera por miedo a la soledad. Quiere seguridad en todos los sentidos. No puede relajarse, no sabe confiar.

El sabio en cambio es juguetón. Se toma todo a la ligera y vive despreocupado porque confía plenamente en la Existencia. Sabe que siempre vendrá lo que necesita porque está unido a la fuente y jamás se olvida de ello. No le cree al mundo exterior ni a los datos de la “realidad”. Comprende que la sociedad está enferma y alienada, regida en base al control y al miedo, y no le otorga ningún poder. Al hombre sabio le gusta la expectativa; le entusiasma no saber nada. Cuanto menos sepa del futuro mejor. Le fascina ver como la Vida se las ingenia para poner en su camino aquello tan sorprendente que no es capaz de imaginar hoy.

Dime, ¿tú vives libremente y despreocupado o te dejas arrastrar por la corriente externa del miedo tal cual una oveja que necesita del rebaño para sentirse protegida? Déjate arrastrar por la sabiduría de la Creación. No te auto limites. Ábrete a todas las posibilidades. ¿No te das cuenta de que si tú controlas y planeas todo le impides a Dios desplegar su gran amorosidad e ingenio para hacerte llegar las maravillas que tiene preparadas para ti?


La incertidumbre es maravillosa. Abraza la incertidumbre, no le temas. Permítete jugar como un niño con su padre sin necesitar saber nada sobre el futuro, disfrutando sólo del tiempo presente. Juega así con la Vida. Permite que la Existencia te sorprenda; no te anticipes. No tengas preferencias. No necesitas saber nada sobre el futuro. ¿Para qué?. ¿No es más aburrido tener todo bajo control?. ¿Qué vida es esa?. La vida de un robot. De alguien que no se atreve a seguir el fluir de su corazón y vive encarcelado en los paradigmas familiares y sociales. Alguien manipulado por el sistema, engañado con que el esfuerzo y el sacrificio son necesarios. Convencido de que la abundancia y la tranquilidad son un premio en vez de un derecho natural.

La fe te permite vivir con verdadera libertad y ligereza, porque tú SABES CON CERTEZA que siempre vendrá lo que deseas. Lo único que se necesita es AUSENCIA TOTAL DE MIEDO y nada más que eso. Sin miedo, le abres las puertas a toda la creatividad de Dios en el armado de tu felicidad y te asombrarás al ver su gran inteligencia y ternura en la sincronización de los eventos más inesperados al servicio de tu florecimiento.

Sumérgete en lo desconocido y vive con alegría permitiendo descubrir la vida a cada instante. No busques seguridad, más bien entrénate en recuperar tu fe. Prueba con pequeñas cosas primero para que tu certeza aumente y gradualmente lograras cosas más grandiosas. Prueba vivir de esta manera. Te sacarás un gran peso de los hombros y conocerás la sencillez de la Existencia.

Con amor,
Lic. Fernán Makaroff
https://mlcoscia.wordpress.com/2016/04/02/el-amor-a-lo-desconocido/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario.